Mutua Madrileña abre la puerta a realizar compras en España por primera vez en diez años

La aseguradora cifra en 20 millones el coste de asumir la subida del impuesto sobre las primas de seguros

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, en la Junta de Accionistas de 2021 de la compañía celebrada hoy
El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, en la Junta de Accionistas de 2021 de la compañía celebrada hoyJAVIER VALEIRO / MUTUA MADRILEÑA JAVIER VALEIRO / MUTUA MADRILEÑA

Mutua Madrileña tiene las redes preparadas para pescar alguna presa en el mercado nacional si surge una oportunidad interesante. El presidente de la compañía, Ignacio Garralda, ha anunciado hoy durante la junta de accionistas que la aseguradora tiene intención de continuar con sus planes de “crecimiento rentable y diversificación para garantizar la sostenibilidad y rentabilidad del grupo” y que “buscaremos mantener el liderazgo del sector de los seguros generales o No Vida en España”. Y para alcanzar este último objetivo, la compañía no descarta realizar compras en el país. “Si surge la oportunidad para ello, estaremos en disposición de emprender operaciones corporativas en el mercado doméstico que nos permitan mejorar nuestra posición competitiva de cara al futuro”, ha asegurado Garralda.

Mutua lleva diez años sin acometer una gran operación de este tipo en el mercado doméstico. Aunque ha comprado diferentes participaciones en cinco gestoras de activos en los últimos dos años, desde 2011, cuando adquirió el 50% SegurCaixa Adeslas a La Caixa, no ha acometido ninguna operación de envergadura. Sí lo ha hecho en el exterior, con la adquisición de Bci Seguros, compañía chilena de la que posee un 60% del capital; y Seguros del Estado, de la que adquirió en 2020 un 45% del capital. Garralda se ha mostrado muy satisfecho con ambas operaciones, que el año pasado aportaron al resultado consolidado del Grupo Mutua 20,3 millones de euros, un 14% más que en 2019.

Durante su intervención, Garralda ha asegurado que, a pesar del complicado escenario macroeconómico y social que vivimos en 2020, la compañía logró continuar con su crecimiento rentable y sostenido gracias, sobre todo, a la estrategia de diversificación geográfica y por productos que emprendió hace ya algunos años. “Todo ello permitió a Mutua cerrar el ejercicio, por tercer año consecutivo, como líder en el ranking de seguros generales de nuestro país”, ha comentado Garralda.

Contención de precios

El presidente de Mutua ha destacado, en concreto, la evolución del resultado consolidado del grupo, que ha crecido de forma sostenida desde 2010. “Gracias a la aportación que hacen otros negocios, diferentes a nuestro ramo más tradicional de autos, a nuestra cuenta de resultados, podemos mantener nuestra política de contención de precios con el fin de no maximizar nuestro beneficio empresarial a costa de nuestros mutualistas”, ha manifestado. En este sentido, ha destacado que los principales ramos No Vida en los que está presente la compañía tuvieron una mejor evolución que la media del sector en cuanto a ingresos se refiere.

Garralda ha recordado que, en línea con la estrategia de contención de precios seguida en los últimos años, durante 2021, el objetivo de la compañía es congelar el importe del seguro a cerca de dos tercios de los asegurados de auto, asumiendo, además, excepcionalmente, y para la mayor parte de la cartera, la subida del impuesto sobre las primas de seguros que aplicó el Gobierno a comienzos de año. “Esta última medida representará este año un coste para la empresa cercano a los 20 millones de euros”, ha asegurado.

En esta misma línea, el presidente de Mutua Madrileña también ha resaltado la medida excepcional y única en el sector acordada el pasado año y por la que la compañía decidió añadir dos meses de coberturas sin coste a las pólizas de autos y motos. Esta iniciativa ha beneficiado ya a 1,8 millones de pólizas, que representan a cerca del 75% de la cartera, y ha supuesto para Mutua en 2020 un gasto cercano a los 160 millones de euros. “Adoptar esta medida, asumir su coste y al mismo tiempo congelar el precio de las primas a la mayoría de la cartera manteniendo los márgenes, la rentabilidad y el nivel de servicio excelente al que les tenemos acostumbrados evidencia la buena gestión que se ha sabido imprimir a la empresa”, ha comentado Garralda.

Garralda ha aprovechado su intervención de hoy para poner en cuestión la subida de impuestos que proyecta el Gobierno. El presidente de Mutua ha asegurado que las dudas sobre la capacidad de nuestro país para recuperarse del la crisis sanitaria que hemos vivido se ven agravadas por las incertidumbres políticas y algunas amenazas al necesario aumento de la demanda interna, como pueden ser el elevado volumen de desempleo y la anunciada mayor presión fiscal que va a afectar a todos los contribuyentes particulares y a todas las empresas grandes y pequeñas. “Si una subida de impuestos generalizada, como la que parece plantearse ahora para este país, suele ser contraproducente para favorecer el crecimiento o la recuperación económica, en estos momentos puede ser especialmente inapropiada”, ha advertido.