Norwegian reduce en 216 los afectados por su ERE y deja los despidos en 975

La aerolínea noruega ofrecerá 200 recolocaciones para tripulantes de cabina en su base de Oslo, con una compensación económica por traslado y garantía de empleo.

Norwegian Airlines
Un avión de Norwegian despega del aeropuerto de Palma de MallorcaClara Margais/dpa Clara Margais/dpa

La aerolínea noruega Norwegian ha reducido finalmente el número de trabajadores afectados por su ERE en España. Al final, serán 975 trabajadores los que abandonarán la compañía, frente a los 1.191 propuestos en un primer momento, según han informado el sindicato de pilotos SEPLA y USO. El preacuerdo alcanzado por la empresa y los sindicatos reduce en 200 tripulantes de cabina y 16 pilotos los trabajadores que inicialmente iban a estar incluidos en el ERE, según han informado ambas centrales. Norwegian ofrecerá 200 recolocaciones para los tripulantes de cabina (TCP) en la base que tiene en Oslo, con una compensación económica por traslado y garantía de empleo.

El acuerdo también incluye que 234 trabajadores sigan prestando servicio en las bases de Norwegian en Málaga y Alicante, por lo que quedarán fuera del ERE. En estas bases, se negociará un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) del 1 julio de 2021 hasta el 31 de marzo de 2022, hasta que la actividad de las bases, en la actualidad de dos aviones, pase a un total de seis. Además, Norwegian se ha comprometido a abonar una compensación por traslado de centro de trabajo y un complemento a la prestación por desempleo durante los periodos de ERTE. Además, se limitará el uso de tripulaciones extranjeras en España mientras haya trabajadores en ERTE.

Condiciones

Para los 975 trabajadores que finalmente serán incluidos en el ERE de Norwegian, el acuerdo recoge la indemnización por despido de 30 días por año trabajado -diez más de los inicialmente propuestos por la compañía- y una bolsa de empleo que será regulada por antigüedad. En el caso de los pilotos, también se contempla el acceso a programas de simulación y entrenamiento con una bonificación sobre su coste. La adscripción al ERE será inicialmente voluntaria, como primer criterio, y forzoso, hasta cubrir el expediente.

Como han asegurado desde el SEPLA, con este acuerdo, “el concurso de acreedores, que ha sobrevolado todo el proceso, queda así descartado”. El acuerdo incluso prevé una situación de recuperación de la actividad para el futuro, con un plan concreto de incorporación de dos aeronaves más por cada base en el verano de 2022.

La aerolínea abandonó el largo radio en enero

Norwegian anunció su ERE en España a comienzos de mayo que suponía, en sus términos iniciales, eliminar al 85% de su plantilla en el país tras el cese de las operaciones de larga distancia de la compañía y la adaptación, a la baja, de las de corta distancia, tal y como se anticipó el pasado 14 de enero. Tras el acuerdo, tres de las cinco bases de corto radio de Norwegian en España, las de Barcelona, Gran Canaria y Tenerife Sur, se han quedado sin actividad. Su reapertura dependerá el ritmo de recuperación de la demanda. Como explicó la aerolínea en el comunicado en el que anunció el ERE, “el calendario de reapertura de dichas bases está sujeto al ritmo de levantamiento de las restricciones gubernamentales de viaje y a la consiguiente velocidad de reapertura de las diferentes economías europeas”.

Norwegian lleva varios años arrastrando importantes dificultades económicas. En noviembre pasado, inició un proceso denominado “examinership” en Irlanda, un mecanismo similar al concurso de acreedores al que pueden acogerse empresas en crisis mientras toman medidas para solucionar su situación financiera mientras siguen operando. Ya en enero, anunció que dejaba de operar vuelos de largo radio para centrar en las rutas interiores en su país de origen y en las conexiones con las principales ciudades europeas.