El Gobierno admite que “va a tardar en verse” un recibo de la luz más barato

La ministra de Comercio y Turismo, Reyes Maroto asegura que el Ejecutivo no duda de las eléctricas, pero quiere más transparencia

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto FOTO: EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL Europa Press

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido paciencia a los consumidores para ver el “resultado final” de las medidas que se están adoptando para abaratar el recibo de la luz, ya que “va a tardar en verse”.

De hecho, tras un arranque de mes con un fuerte alza de la electricidad, coincidiendo con la nueva estructura tarifaria, el precio medio de la luz alcanza su máximo hoy, marcando 88,47 euros/megavatio hora (MWh), en un mes marcado por precios superiores a 80 euros/MWh la mayoría de días. Este precio se quedará cerca del máximo de 88,95 euros/MWh que hubo el 28 de mayo y a los máximos de enero en medio de la tormenta Filomena.

El precio de hoy es un 7,2% (5,94 euros/MWh) más caro que el del viernes pasado, que fue de 82,53 euros/MWh, y un 2,2 % más alto (1,91 euros/MWh más) que el del 1 de junio, hasta la fecha el día más caro del mes con un precio medio de 86,56 euros/MWh.

El precio máximo horario alcanza los 98,35 euros/MWh en el tramo entre las 21.00 y las 22.00 horas, según los datos extraídos de la página web del Operador del Mercado Eléctrico (OMIE).

En este sentido, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Maroto indicó que el Gobierno está “incorporando distintas regulaciones en el mercado eléctrico que en su conjunto y a medida que vayan incorporándose en la factura tendrán el objetivo de reducir el precio, no solo en el consumidor, sino en la pyme y la industria”.

En este sentido, subrayó que las medidas no se quedan solamente en la regulación horaria de las tarifas de la luz que entró en vigor el pasado 1 de junio, sino que es algo “mucho más profundo”.

“Estamos interviniendo en un sistema complejo, incorporando las renovables, que sin duda van a reducir la factura en el corto plazo. Siempre es complejo intervenir en un mercado como el eléctrico, ya que hay muchos jugadores e intereses”, añadió al respecto.

Transparencia

Por otra parte, la ministra indicó que el Gobierno “no duda” de las eléctricas, aunque sí que aseguró que se quiere “claridad” y “transparencia” respecto a la subida de precios en el mercado eléctrico, para lo que se ha solicitado un informe a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Así, Maroto afirmó que por ese motivo se ha pedido ese informe al regulador, con el fin de saber si existe o ha existido “algún tipo de intervención” por parte de los operadores.

“No es que tengamos indicios, pero queremos clarificar, y para ello no hay mejor manera que el órgano regulador nos dé esa información”, dijo.

Igualmente, la titular de Industria negó que existan “discrepancias” con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de Teresa Ribera respecto al Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), el mecanismo que pretende aprobar el Gobierno para sacar del recibo de la luz las primas a las renovables y trasladarlas a todos los vectores energéticos (gas y carburantes) con el fin de abaratar la factura.

Además, defendió la medida del FNSSE, ya que está basada en un estudio “en profundidad” y que los propios expertos en la anterior legislatura pusieron ya encima de la mesa como medida para la redistribución de cargas.

Maroto consideró que los fondos europeos van a permitir reducir la factura eléctrica de consumidores, pymes e industria en un horizonte de tres años por medio de la inversión en eficiencia energética. “En todos los ministerios el objetivo es mejorar la competitividad vía precios y las inversiones en eficiencia energética son necesarias”, dijo.