El Gobierno suspenderá los desahucios con un nuevo decreto que estará en vigor hasta que haya Ley de Vivienda

La medida de protección para los que no tienen alternativa habitacional adelantará el contenido que recogerá la futura Ley de Vivienda hasta que esta norma entre en vigor

Protesta de la plataforma Stop Desahucios en San Sebastián
Protesta de la plataforma Stop Desahucios en San SebastiánJavier EtxezarretaEFE

El Gobierno va a establecer por ley la suspensión de los desahucios para las familias vulnerables sin alternativa habitacional. La medida se recogerá en la futura Ley por el Derecho a la Vivienda que negocian en estos momentos PSOE y Podemos. Pero hasta que la norma entre en vigor, y para que el colectivo no quede desamparado, lo que hará el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) será adelantar esta medida de protección mediante un decreto ley.

El próxim0 9 de agosto vence la prórroga del “decreto antidesahucios” aprobada en mayo. Sin embargo, lo que va a hacer el Mitma en lugar de aprobar otra prórroga es adoptar una medida de carácter duradero hasta que la nueva Ley de Vivienda entre en vigor y establezca las condiciones para proteger a los más vulnerables en esta cuestión. Para ello, aprobará un nuevo decreto para protegerá de manera “estructural” a las familias vulnerables sin alternativa habitacional, hasta que saque adelante la Ley por el Derecho a la Vivienda, según explicó ayer el responsable del Mitma, José Luis Ábalos, en una comparecencia en el Congreso para informar del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Medida puente

Como explicó Ábalos, lo que van a hacer es desgajar el contenido relativo a esta medida que contendrá la Ley y adelantarlo a través de un real decreto para evitar más prórrogas y que la protección sea estructural. “Vamos a tratar de adelantar vía real decreto lo que tenemos previsto en la Ley de Vivienda, de tal modo que no sea una prórroga de una situación excepcional, sino que sea ya estructural, aunque en esa parte nos adelantemos a la propia ley, que evidentemente va a tardar más tiempo en su debate”, anunció el ministro. Aunque PSOE y Podemos tienen en mente cerrar el acuerdo sobre la Ley de Vivienda antes de vacaciones y llevarlo al Consejo de Ministros, su tramitación parlamentaria es muy posible que se alargue hasta el próximo año y este es el motivo que ha empujado al Mitma a tomar esta medida.

La protección permanente de este colectivo vulnerable frente a los desahucios no estaba en un principio en la hoja de ruta de la futura Ley de Vivienda. De hecho, fuentes de Transportes aseguraron a principios de año que Podemos no les había trasladado ninguna propuesta al respecto. Sin embargo, y como reconoció Ábalos, la medida será finalmente recogida en el texto.

Ábalos recordó en su comparecencia que el decreto que ha paralizado los desahucios de familias vulnerables sin alternativa habitacional durante la pandemia “venía a atender una situación excepcional derivada del covid”, pero dijo que luego se dieron “cuenta de que con eso no se resolvía el problema, porque había situaciones precovid” que la crisis sanitaria había agravado.

El Gobierno aprobó el llamado “decreto antidesahucios” en diciembre de 2020, tras una tensa negociación entre los socios de la coalición, ya que Unidas Podemos rechazaba incluir en él el derecho de los propietarios a solicitar una compensación por el perjuicio que les hubiese ocasionado la suspensión de un lanzamiento de una familia vulnerable sin contrato de arrendamiento. Finalmente, el entonces vicepresidente Pablo Iglesias aceptó incluir esta compensación y el decreto se aprobó como medida excepcional, mientras durase el estado de alarma. Cuando éste finalizó, el pasado 9 de mayo, el Ejecutivo prorrogó el decreto por tres meses, hasta el próximo 9 de agosto.