La banca dispara sus comisiones hasta 240 euros anuales: ¿cuáles son las entidades más caras?

Los clientes que no se vinculan a su entidad bancaria asumen un coste medio de 110 euros por mantener la cuenta y 30 euros por la tarjeta de débito, según Asufin, aunque en algunos casos la penalización se duplica

Calculadora de iPhone
Calculadora de iPhone FOTO: Archivo (nombre del dueño) Archivo

Los clientes menos vinculados pagan con creces su decisión de no domiciliar una nómina o no contratar un seguro al abrir una cuenta corriente. La penalización que sufren estos usuarios se materializa en comisiones bancarias de mantenimiento que el último año han crecido como la espuma. Según el II Barómetro realizado por la asociación de consumidores Asufin, la banca ha elevado en el último año las comisiones que aplican a sus clientes por descubierto, mantenimiento de cuenta o tarjetas, que en algunos casos alcanzan los 240 euros anuales.

La media de comisiones en base a los datos recabados de las 13 principales entidades del mercado se sitúa en 110 euros, el mantenimiento de la cuenta y 30,16 euros, la tarjeta de débito, que sitúan el total en 140,16 euros. La entidad que menos comisiones cobra es Abanca: 50 euros por mantener la cuenta y 28 euros, la tarjeta de débito.

Las subidas las lidera Banco Santander, que ha pasado de cobrar 144 euros a 240 euros anuales, es decir 94 euros más. Le sigue Ibercaja, de 72 a 120 euros anuales, 48 euros más, y Kutxabank, de 60 a 100 euros anuales, 40 euros más en total. También ha subido el precio de sus comisiones CaixaBank, que tras la absorción de Bankia, pasa a cobrar a sus clientes no vinculados 60 euros, con respecto a los 48 euros reflejados hace un año en el I Barómetro.

Comisiones incluso para los clientes vinculados

El estudio evidencia que en el contexto de tipos históricamente bajos que vivimos, con márgenes de negocio muy estrechos para las entidades, se exige la contratación de otros productos para bonificar cuentas y tarjetas.

“La generalización de las cuentas, aparentemente sin comisiones, para las operaciones más básicas (mantenimiento o transferencias, fundamentalmente) ofrece una visión de producto económico que no se compadece con la realidad si hacemos números”, denuncia Asufin. Es decir, estas cuentas están condicionadas al cumplimiento de unos requisitos que, en general, se mantienen o encarecen. En el caso del mínimo de ingresos que el cliente tiene que mantener para no pagar comisiones, aunque el mínimo se sitúa en 600 euros, el importe estándar es 800 euros. Pero está el caso de Deutsche Bank, que escala a un mínimo exigido de 1.500 euros.

“Nos alarma el caso de Banco Sabadell, de momento aislado, pero que puede marcar nuevos movimientos de otras entidades”, indica Asufin. Aunque la entidad ha bajado la comisión en las cuentas no bonificadas, de 200 euros a 120 euros anuales, ha empezado a cobrar a quienes cumplen las condiciones de su cuenta una comisión trimestral de 15 euros. La excepción es Bankinter, que pedía uno de los importes de nómina más altos (1.000 euros) y lo ha reducido a 800 euros. Además, esta entidad puntualiza que los datos recogidos por Asufin son topes máximos registrados en el Banco de España, pero que realmente su comisión anual no es de 150 euros, como indica la siguiente tabla, sino de 45 euros.

Comisiones bancarias. Fuente: Asufin
Comisiones bancarias. Fuente: Asufin FOTO: asufin

Tarjetas

Por lo que respecta a las tarjetas, Asufin detecta subidas de precio en la comisión por emisión, “que de nuevo afecta especialmente a los clientes no bonificados y lo hace en un momento en el que la operativa en oficinas es más limitada!, remarca la asociación. De este modo, CaixaBank cobra 8 euros más (36 euros en 2021, frente a los 28 euros en 2020), BBVA cobra 7 euros más (35 euros este año frente a 28 euros en 2020), Liberbank 6 euros más (30 euros ahora frente a 24 hace un año) o Unicaja (32 euros ahora frente a 28 euros en 2020).

La polémica comisión por descubierto

En descubiertos, el cobro de importes supone un importante sobrecoste, especialmente en los más comunes, los de menor importe, advierte Asufin. Esta polémica comisión, que se cobra cuando han pasado dos o tres días sin que se abone el importe pendiente, oscila entre 30 euros, la más barata, de BBVA, a los 49 euros que cobra Banco Santander. Y otras entidades que no aplicaban esta penalización, como Bankinter, Abanca y Cajamar, han comenzado ya a imponerlas, de 3,01 euros, de 12 euros y de 15 euros, respectivamente.

De este modo un descubierto de 100 euros con una comisión del 4,5% generaría un coste de 4,50 euros, pero con una comisión de 15 euros ahora se pasa a cobrar dicha cantidad, multiplicando por más de tres su coste, lo que afecta especialmente a los descubiertos de pequeño importe. Para un descubierto de 300 euros a 15 días, el coste por todos los conceptos se situaría entre los 45,91 euros de BBVA (el más barato) a los 68,94 euros de Liberbank (el más caro).

La presidenta de Asufin, Patricia Suárez, se muestra preocupada por “el progresivo aumento de los costes en un contexto de intensidad en la digitalización de los servicios y cierre de oficinas”. “Esto debería llevar a una rebaja de comisiones, que la situación actual sea la contraria es inquietante, más cuando el mapa bancario, con menos entidades y más concentrado, deja menos posibilidades de elección al consumidor”, añade Suárez.