Pullmantur solicita la liquidación

Sus administradores concursales solicitarán la medida ante la “imposibilidad” de fijar una fecha para la reanudación de la actividad

CALLES DE MÁLAGA
Vista del buque de crucero Sovereign perteneciente a la compañía PullmanturDaniel PérezEFE

Pullmantur Cruceros tira la toalla. El administrador concursal de la compañía, Data Concursal, solicitarán al juzgado la apertura de la fase de liquidación de la compañía por la “imposibilidad” de fijar una fecha para la reanudación de la actividad, dada la incertidumbre derivada de la evolución de la pandemia. Fuentes de Data Concursal han dicho a Efe que esta solicitud se produce “a pesar de los notables esfuerzos realizados por la compañía, con el apoyo constante de su accionista Royal Caribbean”.

Las mismas fuentes explican que “en los próximos días” pagarán la totalidad de las indemnizaciones acordadas con los trabajadores, cuatro meses antes de lo acordado inicialmente. A mediados de marzo pasado, la compañía de cruceros acordó con los trabajadores la salida de un 90% de los 320 empleados a través de un expediente de regulación de empleo (ERE), por el que les abonarán 30 días por cada año trabajado a pagar en dos plazos, uno al dejar la empresa y el segundo antes de seis meses. Igualmente, señalan que han devuelto el 83% de las cantidades debidas a los clientes por viajes pagados y no realizados al declararse el estado de alarma y la pandemia.

Los administradores siguen manteniendo reuniones con inversores interesados en entrar en el capital para reflotar la compañía de cruceros, cuyo accionariado se reparte entre el fondo de inversión Srpingwater (51%) y Royal Caribbean (49%).

Problemas desde el año pasado

Pullmantur solicitó el concurso de acreedores voluntario para las tres entidades españolas y las cinco maltesas el pasado mes de octubre. Tras presentar concurso por dos de sus filiales (Pullmantur SA y Pullmantur Cruises SL) a principios de verano pasado, el resto de las sociedades de la compañía también solicitaron entonces acogerse a concurso de acreedores.

La compañía también confirmó entonces que, debido a la complicada situación causada por el Covid-19, había tomado la decisión de iniciar los trámites para presentar un ERE «por causas de índole económica, productiva y organizativa».

La naviera explicó entonces que «se trataba de un paso más dentro del proceso de reorganización que Pullmantur Cruceros está llevando a cabo, apoyándose en las medidas previstas por la regulación concursal española, a raíz de la suspensión de sus operaciones el pasado 13 de marzo».