La mayor oferta de empleo público deja menos puestos en el SEPE o la Seguridad Social

El Gobierno aprueba mañana la convocatoria de 30.445 plazas

Manifestación de personal sanitario en Madrid
Manifestación de personal sanitario en MadridCONNIE G. SANTOS LA RAZON

La oferta de empleo público que aprobará mañana el Gobierno supone la destrucción de un millar de plazas de personal administrativo, en ámbitos como el SEPE o la Seguridad Social, y de personal laboral, según han denunciado los sindicatos más representativos en la Administración General del Estado (AGE).

El Consejo de Ministros prevé aprobar mañana, martes, una oferta pública de empleo (OPE) de 30.445 plazas para la AGE, según fuentes del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

El diario “El País” que avanza que 9.509 plazas se reservan para promoción interna, mientras que el resto sería de acceso libre. En tal caso, se trataría de la mayor oferta de la historia en la Administración General del Estado.

Los sindicatos rechazaron la semana pasada una primera propuesta del Gobierno al considerar insuficientes las plazas ofertadas para cubrir las necesidades de organismos “esenciales” como la Seguridad Social, la Agencia Tributaria o el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Esta convocatoria, que supone elevar un 8,5 % las 28.055 plazas convocadas el año pasado, será especialmente intensiva en áreas relacionadas con la ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), UGT y CC OO rechazaron en bloque la pasada semana la oferta planteada por el Gobierno al considerar insuficientes las poco más de 20.000 plazas que se pusieron sobre la mesa. A juicio de los sindicatos, la pérdida de efectivos sufrida en los últimos años, que se sitúa en torno al 22%, no se cubría con esa oferta, que ni siquiera daba para hacer frente a las jubilaciones que se van a producir. Desde la fecha actual, hasta 2030, se estima que el 56,3% de la plantilla de la AGE se jubilará.

Los sindicatos recuerdan que en los últimos 10 años se han perdido unos 50.000 empleos. En 2020, pese a la fuerte contratación de temporales, se perdieron 9.120 efectivos. De seguir a este ritmo de recuperación, se necesitarían 20 años para alcanzar el empleo estructural perdido en la AGE.

Los sindicatos consideran que la falta de efectivos, “constituye un problema a la hora de garantizar el funcionamiento de los servicios públicos en condiciones de calidad”, tal y como manifiesta la propia Administración en su análisis “orientaciones para el cambio en materia de selección en la AGE” de mayo de 2021.

CSIF insiste en la necesidad de eliminar definitivamente la tasa de reposición y realizar una planificación plurianual a varios años de las ofertas, así como en la necesidad de autorizar una oferta de empleo extraordinaria que permita un incremento importante sobre la tasa de reposición fijada en la Ley de Presupuestos del 2021.