Los españoles se despidieron de las pesetas canjeando 7 millones de euros y guardando para el recuerdo 1.577 millones

El plazo para cambiarlas acabó el pasado 30 de junio. A cierre de mayo aún se conservaban billetes y monedas en pesetas por valor de 1.584 millones de euros

Vista de la cola en la sede del Banco de España de Madrid el 30 de junio, último día para cambiar las pesetas por euros
Vista de la cola en la sede del Banco de España de Madrid el 30 de junio, último día para cambiar las pesetas por eurosJavier LizónEFE

Pese a que el euro llegó a nuestro bolsillo en 2002, los españoles esperaron hasta el último día de junio de 2021 para cajear las pesetas que tenían en el fondo de un cajón. Los días previos al final de plazo (30 de junio) para cambiar la antigua divisa española estuvieron marcados por largas colas de rezagados. No obstante, esta elevada afluencia a las puertas de las sucursales del Banco de España no ha impedido que los españoles se queden con una cuantiosa reserva de pesetas en casa. En concreto, según los datos provisionales publicados este martes por el Banco de España, los españoles canjearon monedas y billetes en pesetas por valor de 7 millones de euros (equivalente a 1.164 millones de pesetas), mientras que se quedaron con 1.577 millones de euros (262.390 millones de pesetas).

Para aligerar el trámite, una semana antes del fin del plazo de cambio, el Banco de España decidió permitir a los ciudadanos canjear pesetas por euros sin cita previa. Los que acudieron para realizar este trámite recibieron 1 euro por cada 166,386 pesetas. No obstante, como el supervisor del sistema bancario español no tenía en cuenta la antigüedad o el estado de las pesetas para realizar el cambio, lo más aconsejable era revisar detenidamente su colección por si alguna moneda era objeto de coleccionista y tenía un valor mayor.

A cierre de mayo los españoles conservaban billetes y monedas en pesetas por valor de 1.584 millones de euros y, según los datos provisionales de junio, ese volumen se ha reducido en siete millones, hasta los 1.577 millones de euros. Del total de ese volumen que se ha quedado sin cajear, 794 millones de euros corresponden a billetes y 783, a monedas.

Más de 130 años de historia

Con este resultado, las pesetas han dejado de tener valor más allá del coleccionismo. Desde que el 19 de octubre de 1868 un Decreto del Gobierno estableciera la peseta como unidad básica del sistema monetario español, su historia acompañó durante más de 130 años a los españoles. Desde el 1 marzo de 2002, el euro pasó a convertirse en la única divisa válida. A día de hoy, 19 países (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, y Portugal) y más de 340 millones de europeos han adoptado el euro como su divisa común. 19 años después de que la peseta fuese sustituida por el euro como moneda de curso legal en nuestro país, los españoles le han dado el adiós definitivo.