Deliveroo abandona España y plantea un ERE en septiembre

La plataforma de reparto achaca su decisión a la fuerte competencia. El cese de operaciones se produce coincidiendo con la entrada en vigor de la “Ley Rider”

Un repartidor de Deliveroo en las calles de Madrid
Un repartidor de Deliveroo en las calles de Madrid

Deliveroo se va de España. La plataforma de reparto de comida a domicilio ha anunciado este mismo viernes, 30 de julio, su intención de dejar de operar en España, debido a la fuerte competencia en el sector y a las dificultades de viabilidad del negocio en nuestro país, argumenta en un comunicado. El cierre aún no es oficial, pero la decisión parece estar clara. La compañía ya ha comunicado a sus trabajadores en España alrededor de 2.500 riders y más de un centenar de empleados el inicio del periodo de consultas a efectos de realizar un ERE.

ERE en septiembre y paquete de compensación

Deliveroo prevé que el proceso de negociaciones con los sindicatos para acordar las condiciones del ERE comience a principios de septiembre y dure un mes. Tras ese periodo de reflexión, la compañía anunciará su decisión definitiva y las condiciones de despido y compensación de los trabajadores asalariados y de los riders aún autónomos. Los responsables de la compañía han precisado en un comunicado que si ejecutan su salida del país activarán “un adecuado paquete de compensación que cumpla con la legislación” nacional, aunque los detalles no se publicarán hasta que acabe la consulta.

“Fuga de empresas”

La retirada de España coincide con la entrada en vigor de la “Ley Rider”—que pretende obligar a las plataformas digitales de reparto como Deliveroo a contratar a sus repartidores como asalariados en vez de mantenerlos como autónomos—. Aunque todas las sospechas apuntaban a algún tipo de vinculación entre el anuncio y la ley, fuentes de la compañía aclaran que “se trata de una decisión puramente empresarial que se ha tomado independientemente de la ‘Ley Rider’”.

Pese a ello, los repartidores han calificado la noticia como una “fuga de empresas” provocada por la nueva legislación. “La Ley Rider ya ha logrado que Deliveroo quiera dejar de operar en España, con las consecuencias que ello tendrá a nivel de destrucción de empleo tanto directo como indirecto”, han señalado la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y RepartidoresUnidors.org.

De esta forma, los repartidores están estudiando volver a convocar nuevas movilizaciones contra el Gobierno y los sindicatos en las próximas semanas. “Ellos y su Ley Rider, hecha a espaldas de los repartidores, son los culpables de que miles de compañeros y sus familias se vayan a quedar sin ingresos este mismo agosto”, señalan desde las plataformas. Las organizaciones de “riders” reiteran que queda demostrado que el modelo de autónomos es el más flexible tanto para el sector como para los repartidores, y posiblemente el único que permita garantizar con cierta estabilidad el futuro de ambos en España.

Un mercado poco viable

Los motivos que Deliveroo atribuye a su salida de España están relacionados con la dificultad de “mantener una posición de mercado de primer nivel, ya que requeriría un nivel de inversión muy elevado con un rendimiento potencial muy incierto a largo plazo que podría afectar a la viabilidad económica del mercado para la empresa”. La propuesta de echar el cierre en España refleja la intención de Deliveroo de centrar las inversiones y los recursos en los demás mercados en los que opera, ha señalado la plataforma.

Deliveroo opera actualmente en 12 mercados de todo el mundo y la gran mayoría del valor bruto de las transacciones (GTV) de la empresa procede de mercados en los que Deliveroo ocupa la primera o segunda posición, ha señalado la compañía en un comunicado. Mientras, España representa menos del 2% del GTV de Deliveroo en el primer semestre de 2021, una porcentaje por debajo del deseado.

La empresa, que compite con Just Eat, Glovo y Uber Eats, ha señalado que en la mayoría de los países donde se encuentra ocupa la primera o segunda posición, mientras que en España no facilita el puesto que ocupa actualmente. De acuerdo con sus datos, Deliveroo actualmente cuenta con 2.500 , más de 100 trabajadores asalariados y colabora con 9.000 restaurantes repartidos en más de 70 ciudades por todo el país.