Los beneficios de las farmacéuticas se disparan un 66% por la vacuna anticovid

Las grandes firmas internacionales involucradas en la producción de este fármaco ganan 24.500 millones de enero a junio

Dos personas reciben la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el Covid-19, a 9 de junio de 2021, en el Hospital Severo Ochoa de Leganés de Madrid
Dos personas reciben la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el Covid-19, a 9 de junio de 2021, en el Hospital Severo Ochoa de Leganés de MadridA. Pérez MecaEuropa Press

El impacto en la economía del tsunami llamado coronavirus ha sido demoledor para la inmensa mayoría de los sectores. Por paradójico que parezca, otros, sin embargo, han hecho su agosto al calor de la pandemia. Este es el caso de las grandes farmacéuticas internacionales involucradas en la producción de la vacuna contra la covid-19, que han visto como sus ganancias se han disparado un 66% en el primer semestre de este año hasta superar los 24.500 millones por la elevada demanda del fármaco. En concreto, las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson (J&J), matriz de Janssen, consiguieron un beneficio neto de 24.522 millones en este periodo, lo que supone un aumento del 66% respecto a 2020.

La última en presentar resultados este jueves ha sido Moderna, que ganó unos 3.377 millones de euros hasta junio, gracias a las ventas de su vacuna, por las que ingresó 4.980 millones. La compañía estadounidense, que venía de perder 203 millones de euros en el mismo periodo de 2020, facturó 5.310 millones durante los seis primeros meses, tras la venta de 302 millones de dosis. La farmacéutica ha elevado sus previsiones de ventas de la vacuna para este año hasta los 16.900 millones de euros, y prevé entregar entre 800 y 1.000 millones de dosis del suero, el cual ha demostrado una eficacia del 93% en los seis meses posteriores a la segunda inyección.

Por su parte, Pfizer obtuvo en lo que va de 2021 un beneficio neto de 8.845 millones de euros, un 53% más en términos interanuales, mientras que su facturación ascendió a 28.247 millones, un 68% más. Unos buenos datos que se deben, según la propia compañía, a la fuerte contribución de las ventas de la vacuna contra el coronavirus, que ha desarrollado junto a la alemana BioNTech, que ha provocado que revise al alza sus estimaciones para el conjunto del año. De acuerdo con su desglose de cuentas, en el segundo trimestre, Pfizer logró 6.565 millones en ventas directas e ingresos conjuntos de la vacuna contra el coronavirus, el 23% de su facturación total.

En el caso de la inglesa AstraZeneca, la compañía disparó su beneficio neto hasta los 1.782 millones de euros en el primer semestre, un 42% más respecto al mismo periodo de 2020, tras conseguir unos ingresos de 13.080 millones (un 23% más). En esta ocasión, la aportación de su vacuna contra el coronavirus, desarrollada con la universidad de Oxford, fue de alrededor de 984 millones (un 7,5 % del total de su facturación), gracias a la entrega de 319 millones de dosis a nivel mundial.

Mientras, J&J obtuvo unos beneficios de más de 10.500 millones de euros entre enero y junio de 2021, un 32,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Además, la farmacéutica y multinacional de productos para el consumidor ingresó 38.481 millones en el primer semestre, un 16,9% más. No obstante, la vacuna de su filial belga Janssen dio a J&J unos ingresos de unos 139 millones, muy lejos de las cifras registradas por Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

Las españolas se suben a la ola

El desarrollo de la vacuna contra el coronavirus también ha mejorado los resultados de las empresas españolas encargadas de su producción, como es el caso de Rovi, que fabrica el fármaco de Moderna. Rovi elevó su beneficio en el primer semestre un 72%, hasta los 51 millones. Respecto a los ingresos, sumaron 290,1 millones, lo que supone un incremento del 52% respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al negocio de fabricación a terceros, que creció un 172% por la producción de la vacuna contra la covid-19.

La farmacéutica catalana Reig Jofre ganó 3,56 millones hasta junio, un 7,7 % menos que en el mismo periodo de 2020, a la espera de que el acuerdo de transferencia tecnológica con Janssen de su vacuna contra la covid-19 se complete “en el segundo semestre de 2021”. Reig Jofre prevé crecer en ingresos y en resultados y dar en 2022 un impulso a las ventas gracias al aumento de la capacidad de producción, que le permitirá fabricar la vacuna contra la covid-19 de Janssen.

Mientras, las farmacéuticas vinculadas a la producción del suero siguieron, en líneas generales, con unos resultados al alza, la gallega PharmaMar ganó en el primer semestre 43,2 millones de euros, un 62% menos, coincidiendo con la caída en la demanda de los test diagnósticos de la covid-19. La compañía contabilizó unos ingresos totales de 98,7 millones, un 41% menos, que en el mismo periodo de 2020, cuando tuvo lugar el ingreso del pago inicial del acuerdo con Jazz Pharmaceuticals, por el que cobró 200 millones de dólares (181 millones de euros).