¿Es conveniente para la sociedad eliminar el dinero en efectivo?

Su eliminación permitiría luchar contra el fraude fiscal y la delincuencia pero dejaría al mundo a merced completa de la tecnología

AME9701. CARACAS (VENEZUELA), 02/07/2021.- Una persona sostiene un fajo de billetes de dolar el 1 de julio de 2021, en Caracas (Venezuela). Venezuela lleva inmersa en la pesadilla de la hiperinflación desde noviembre de 2017, una época de cifras mareantes que ha derivado en una dolarización espontánea como boya de salvación. Sin embargo, en los últimos meses, el incremento de los precios ha comenzado a frenarse, lo que alimenta la esperanza de dejar atrás el mal sueño. EFE/ Rayner Peña R
AME9701. CARACAS (VENEZUELA), 02/07/2021.- Una persona sostiene un fajo de billetes de dolar el 1 de julio de 2021, en Caracas (Venezuela). Venezuela lleva inmersa en la pesadilla de la hiperinflación desde noviembre de 2017, una época de cifras mareantes que ha derivado en una dolarización espontánea como boya de salvación. Sin embargo, en los últimos meses, el incremento de los precios ha comenzado a frenarse, lo que alimenta la esperanza de dejar atrás el mal sueño. EFE/ Rayner Peña R Rayner Peña REFE

A favor

Con los avances tecnológicos, no se hace necesario el uso de efectivo, que es fuente además de actividades ilícitas que, con su supresión, tendrían que salir a la luz para beneficio de la sociedad.

Avances tecnológicos

La innovación tecnológica de los últimos años permite ya realizar todos los pagos por diversos medios electrónicos como tarjetas de crédito o móviles sin necesidad de acarrear con dinero en efectivo.

Lucha contra el fraude

El uso de estos medios de pago digitales de forma exclusiva permitiría, además, tener fiscalizadas numerosas operaciones de economía sumergida y de actividades delictivas que ahora escapan al control de la Hacienda pública.

Más inversión productiva

Si el dinero guardado ahora en efectivo en casa está depositado en un banco, se puede obligar a sus dueños a invertirlo de forma productiva gravando los ahorros que estén ociosos, lo que redundaría en más actividad económica. El dinero que está debajo de un colchón no se puede penalizar de ningún modo.

En contra

La eliminación del efectivo dejaría a la sociedad a merced de la tecnología y complicaría la operativa bancaria del día a día con las pequeñas operaciones que ahora se hacen con billetes y monedas.

Todo el poder para la tecnología

La eliminación del efectivo dejaría al mundo a expensas de los métodos de pago electrónicos, para los que no todo el mundo está preparado en este momento, especialmente las personas de más edad.

Problemas en la sucursal

Además, obligaría a las entidades financieras a procesar multitud de pequeñas operaciones que en estos momentos se hacen en efectivo, entorpeciendo su labor diaria y poniendo en riesgo cualquier operación en caso de fallo informático.

Potencial pérdida de muchos ahorros

En el hipotético caso de que una entidad financiera se fuese a pique, de primeras, y sin dinero en efectivo, un ahorrador podría perder parte de sus ahorros, puesto que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) cubre un máximo de 100.000 euros de ahorros en caso de quiebra de un banco.