Canarias y Baleares crecerán más de un 10% por el turismo el año próximo

El servicio de estudios de BBVA prevé que su PIB avance un 8,3% y un 6,9% este año y que acelere el próximo al 11,6% y el 10,7%

Vista del pasado fin de semana de la playa de Punta Prima, en Menorca
Vista del pasado fin de semana de la playa de Punta Prima, en MenorcaDavid Arquimbau SintesEFE

El impulso del turismo exterior continuará siendo la clave que soporte aumentos de dos dígitos del PIB en Baleares (11,6%) y Canarias (10,7%) en 2022, según el informe elaborado por BBVA Research, que asegura que la recuperación del consumo marca las diferencias en el crecimiento regional. La información conocida hasta mediados de verano refleja que la economía española está avanzando a un ritmo más elevado que el anticipado hace unos meses, según los analistas de BBVA. La recuperación del gasto de los hogares, y en particular el avance del turismo nacional, permiten mejorar las perspectivas en mayor medida en la costa mediterránea. En el escenario actual, Baleares (8,3%) y Canarias (6,9%) continúan siendo las regiones que más crecerán en 2021, lo que en parte es reflejo de la mayor caída que sostuvieron el año pasado y se da a pesar de su mayor dependencia del turismo.

En cambio, el consumo doméstico acelera la economía de algunas regiones: Andalucía y la Comunidad Valenciana (6,7%) y Cataluña y Murcia (6,6%) crecerán más que el conjunto de España, ya que además se ven favorecidas por el auge del turismo nacional. También lo harán Cantabria y Galicia (6,8%) y Aragón (6,6%), según informa Ep.

Madrid sufre

El mayor gasto asociado al turismo nacional se produce en detrimento de los puntos de origen de estos turistas, como la Comunidad de Madrid (6,3%), o la provincia de Barcelona, que se habían visto beneficiados en trimestres anteriores por el «consumo cautivo». A este respecto, los datos de las operaciones con tarjeta que realizan los clientes de BBVA fuera de su provincia de residencia (asimilable en buena parte a gasto turístico nacional) superó el nivel de 2019 tanto en el segundo trimestre como en julio en todas las comunidades con la excepción de Madrid, que ve cómo el turismo de negocios y urbano aún no se recupera.

En otras comunidades son la inversión, la actividad industrial y las exportaciones de bienes las que complementan al empuje del gasto de los hogares. Así, en Castilla-La Mancha (5,9%) y Extremadura (5,7%) la revisión al alza es mayor que en el conjunto nacional, pero mantienen un diferencial negativo al no verse beneficiadas por el turismo nacional y haber tenido caídas relativamente menores, en términos absolutos, que las del resto de comunidades autónomas.

Finalmente, en La Rioja (5,6%), Navarra (5,9%) y País Vasco (6,2%) el aumento esperado del PIB es inferior a la media nacional. Las exportaciones siguen sin actuar de tractor de la economía, y en las dos primeras, la recuperación del consumo también es más débil, lo que amplía su brecha con respecto a la media.