¿Pueden las eléctricas cerrar las centrales nucleares?

Hay un calendario de cierre pactado hasta 2035, pero los dueños pueden forzar “paradas operativas” por necesidades de seguridad o mantenimiento. Endesa e Iberdrola tienen pendiente renovar las licencias de operación de Ascó y Trillo

Central nuclear de Ascó (Tarragona)
Central nuclear de Ascó (Tarragona)CSN CSN

En España hay siete reactores en funcionamiento ubicados en cinco emplazamientos. Ascó I y II (Tarragona), Almaraz I y II (Cáceres), Cofrentes (Valencia), Trillo (Guadalajara) y Vandellós II (Tarragona). Todos ellos comenzaron a operar entre 1981 y 1988, por lo que entre este año y 2018 cumplirán 40 años, el tiempo de diseño para el que fueron creados. El Gobierno y las eléctricas pactaron llevar el cierre nuclear hasta 2035 ante la importancia del volumen de electricidad que generan, más del 25% de la energía consumida. Ahora, la patronal nuclear ha avisado de que los planes del Gobierno, con recortes retributivos severos para atajar la escalada eléctrica aboca a las centrales a su cierre. El cierre o el parón momentáneo de un reactor nuclear dispara automáticamente los precios, que ya se encuentran desbocados.

Aunque los propietarios de las centrales (Endesa e Iberdrola mayoritariamente) no pueden cerrar una central nuclear sin autorización sí que se pueden producir paradas que son informadas al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). En junio pasado, por ejemplo, la central de Ascó I (Tarragona) notificó una nueva parada automática por el cierre “imprevisto” de una válvula de control de agua de alimentación principal a uno de los generadores de vapor, debido al fallo de la membrana del actuador de la válvula. El otro grupo de Ascó también realizó una parada no programada que forzó su desconexión ese mismo mes.

Además, Iberdrola y Endesa tienen pendiente renovar sus licencias de explotación sobre Trillo (Iberdrola) y Ascó (Endesa). La central nuclear de Trillo debería cerrar el 17 de noviembre de 2024, que es cuando acaba el permiso de actividad, de no solicitar un nuevo permiso de explotación que todavía no se ha cursado, aunque Iberdrola tiene de tiempo hasta 1 año antes de su caducidad.

El sector ha advertido al Ejecutivo que las centrales, cuya inversión anual es de cerca de 300 millones de euros, no están amortizadas como sugiere la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Además, la patronal Foro Nuclear ha recordado una vez más en un comunicado que la generación nuclear está actualmente en pérdidas como consecuencia de una tributación que califican de “desproporcionada, discriminatoria y confiscatoria”.

De hecho, como ya publicó LA RAZÓN, los costes operativos y los impuestos de las nucleares se han disparado en los últimos años, y los ingresos han caído. Si tomamos como ejemplo las centrales de Endesa, el coste final de la generación nuclear en sus plantas asciende a 56 euros por megavatio hora, incluyendo los costes de capital. Si se tienen en cuenta los costes operativos, sumando solo los gastos por mantener operativa la central, los costes fijos y recurrentes y los impuestos, el coste asciende a 45 euros por megavatio hora. De estos, 21,4 euros son impuestos.

A las tasas, impuestos, tributos actuales y el contexto futuro de mercado que incrementan la asfixia financiera del parque nuclear se suma ahora el recorte del Gobierno lo que aboca a las plantas nucleares “a su cese de actividad”.

En este sentido, Foro Nuclear manifiesta su “perplejidad ante las declaraciones de que las centrales nucleares están amortizadas y que disfrutan de beneficios caídos del cielo”, ya que como demuestran los balances y cuentas de resultados auditados de las empresas propietarias de las centrales, conocidos por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el inmovilizado pendiente de amortizar es superior a 5.500 millones, con más de 3.000 millones invertidos solo en los últimos 10 años. Asimismo, desde ahora hasta el final de su funcionamiento será necesario invertir en torno a 3.000 millones para mantener las unidades en óptimas condiciones de seguridad y fiabilidad.