Los AVE de Ouigo unirán Madrid y Valencia a partir de primavera

La compañía gala trabaja para enlazar la capital con Alicante inmediatamente después

Uno de los trenes de Ouigo en los andenes de la estación de Zaragoza
Uno de los trenes de Ouigo en los andenes de la estación de ZaragozaJavier CebolladaEFE

Ouigo no tiene fecha pero sí estación del año definida para la inauguración de su servicio de alta velocidad “low cost” entre Madrid y Valencia: la primavera de 2022. La compañía gala está ultimando el proceso de homologación para que sus trenes Alstom de doble piso comiencen a operar entre ambas ciudades durante el citado periodo. El día concreto en que puedan hacerlo debe determinarlo todavía la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, según ha asegurado la consejera delegada de la operadora francesa en España, Helene Valenzuela, a este periódico.

En un primer momento, desde la compañía se barajó la vuelta de verano como posible fecha del lanzamiento de este servicio después de que Ouigo inaugurase el pasado mes de mayo su servicio entre Madrid y Barcelona y concretase de ese modo de forma efectiva la liberalización del servicio de alta velocidad ferroviaria. Sin embargo, los procesos no han resultado ni tan rápidos ni tan sencillos para la compañía. Como explica Valenzuela, el acoplamiento de los servicios de seguridad de los trenes de Ouigo con la infraestructura de Adif han requerido “un afinamiento importante” y le ha llevado más tiempo del esperado a la compañía.Pa ra poner en marcha la línea, durante este otoño, la compañía francesa pondrá en marcha un proceso de selección para contratar 12 maquinistas y 30 tripulantes.

En el momento en que se inaugure el servicio, Ouigo ofrecerá tres trayectos de ida y otros tantos de vuelta entre ambas ciudades a precios “muy atractivos”, asegura Valenzuela, que recuerda que el precio de partida de sus billetes son 9 euros por trayecto. Más adelante -no mucho más tarde, esperan desde la compañía francesa- su plan es inaugurar las dos frecuencias de ida y vuelta diarias entre Madrid y Alicante. En este caso, Ouigo también está trabajando en la homologación de los trenes puesto que el sistema de seguridad de la infraestructura es diferente al del tramo hasta Valencia.

Sur de España

Para lo que la firma no tiene fecha todavía es para inaugurar su servicio con Sevilla. La vía de alta velocidad que enlaza Madrid con la capital andaluza es la más antigua de la red española -se inauguró en 1992- y monta por ello también el sistema de seguridad más antiguo, el LZB. Adif ha comenzado ya a dar los pasos para sustituirlo por el moderno ERTMS. Pero se trata de un proceso lento que, según Valenzuela, “nos podría llevar hasta el año 2026 o 2027″. Y Ouigo no quiere esperar hasta entonces. Por eso, está equipando sus trenes con el sistema LZB, un proceso que, explica la directiva de la compañía gala, “está siendo complejo pues se trata de incorporar un sistema de seguridad descatalogado en unos trenes como los de Alstom muy modernos, lo que supone un desafío técnico importante. Con todo, la operadora considera que se trata de una inversión que debe hacer porque “nuestro compromiso con los españoles es poner lo antes posible nuestra alta velocidad a su disposición”. Considera, además, que existe una demanda embalsada que se puede beneficiar de su puesta en operación. Ouigo recibió capacidad de Adif durante el proceso de liberalización para operar tres frecuencias de ida y vuelta a Sevilla y otras dos a Málaga. En total, y con las líneas con Barcelona, sumarán 30 frecuencias. Para hacerlo, contará con 14 trenes Alstom Euroduplex de doble piso, que disponen de 509 plazas que se pueden duplicar hasta superar el millar en doble composición si la demanda así lo exige.

Junto a estos trabajos, Oigo también está trabajando para prorrogar el permiso que logró el pasado verano para operar un tren diario hasta Tarragona. Los resultados fueron muy satisfactorios para la compañía, por lo que su intención es mantener el servicio.