El precio de la luz no tiene límite y alcanza por primera vez los 216 euros MWh

La subida de la luz tendrá el precio más alto este viernes entre las 21.00 y las 23.00 horas, llegando a los 230 euros/MWh

Thumbnail

El precio de la luz no tiene límites y tras haber batido innumerables veces su propio récord, este viernes lo hace de nuevo, registrando los 216.01 euros /MWh y superando por primera vez los 200 euros, según los datos del operador de mercado eléctrico designado (OMIE).

Hace una semana, el pasado viernes 24 de septiembre, el precio de la electricidad en el mercado mayorista español se situaba en 172,97 euros/MWh, lo que supone un alza del 24,88% y si lo comparamos hace un año se produce una subida del 420,76%, en el que precio de la luz se encontraba en 41,48 euros/MWh.

Será este viernes cuando se registre el precio más alto entre las 21:00 y las 23:00 horas, período en el que alcanzará los 230 euros/MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las 15:00 horas y las 17:00 horas, cuando cotizará a 198,77 euros.

El precio de la electricidad en España ya ha batido previamente sus mayores precios históricos durante la temporada estival. Por lo tanto, este coste muestra una “imparable subida” que se ha acelerado aún más durante el mes de septiembre, con un incremento del 47% con respecto al ya elevado precio de agosto, según advierten desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Por consiguiente, el precio de la electricidad en el mercado mayorista español ha escalado desde los 105.49 euros/MWh a los 156,15 euros/MWh registrados en el mes de septiembre.

El papel del Gobierno

A pesar de este fortísimo incremento, el Gobierno ya ha aprobado un plan de choque con el que contener de forma temporal estas subidas, rebajando los impuestos y al minorar algunos ingresos extraordinarios de las eléctricas. Es por ello, que esta subida no se reflejará en las facturas de los consumidores.

No obstante, al tratarse de un problema global, en el que se están produciendo una subida de costes en todo el mundo de las materias primas vinculadas a la energía como el gas, el petróleo y el carbón; esta tendencia podría trasladarse a la industria, causando presiones en su actividad o en la traslación de los precios a los consumidores.

Por su parte, las medidas acometidas por el Gobierno español que entraron en vigor el pasado 16 de septiembre, en las que se contemplaba reducir el Impuesto de electricidad y la revisión drástica a la baja de los cargos del sistema, han quedado anuladas en su mayoría debido a este gran incremento.

La reducción del IVA al 10%, la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, el descuento del impuesto de la electricidad al 0,5% o la contribución esperada de 2.600 millones de euros por parte de las eléctricas procedente de los denominados “beneficios caídos del cielo” serían otras de las medidas que establecería el Ejecutivo para poder solventar esta situación.

En cualquier caso, el precio de la cotización que se publica cada día, como ya ha advertido el Ejecutivo, seguirá en cotas elevadas y subiendo, al menos, hasta marzo del año que viene, momento en el que se prevé que estas medidas decaigan. Mientras tanto, la factura de los consumidores debería reducir sus precios a pesar del alza en el mercado mayorista.