Las cuentas más «sociales», pendientes de 46.000 millones

Los Presupuestos de 2022 tendrán el mayor gasto público de la historia. Para costearlo, Hacienda prevé recaudar 18.600 millones extra y echar mano de 27.633 millones de la UE

Los presupuestos con mayor gasto de la historia de España se sustentan en dos pilares que pueden resquebrajarse si las previsiones de crecimiento del Gobierno se ven truncadas por una ralentización económica persistente. Las cuentas públicas de 2022 prevén que la recaudación tributaria aumente un 8,1% hasta los 232.352 millones de euros gracias una previsible colecta más cuantiosa en IRPF, IVA y Sociedades. Eso son 18.588 millones. La cuentas del Ejecutivo también se sirven de la llegada de 27.633 millones adicionales de los fondos europeos, 46.000 millones con los que aún no cuentan y que pueden caer en saco roto como ya ha ocurrido en anteriores gestiones que ha hecho España de grandes fondos. Sobre estos cimientos, el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos fija el techo de gasto para 2022 en 196.142 millones de euros, por encima incluso de los 196.097 millones de 2021, amparándose en la suspensión de las reglas fiscales que la Comisión Europea mantiene por tercer año consecutivo.

Presupuestos generales
Presupuestos generales FOTO: Teresa Gallardo

El Consejo de Ministros aprobó ayer los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 que el propio Gobierno calificó como «de la recuperación justa», pero que para la oposición son toda una barrera para salir de esta crisis. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, destacó que el gasto social alcanzará los 240.475 millones (248.391 millones si se añaden los fondos europeos), una cifra récord que supera en un 3,6 % la de 2021 y que supone «seis de cada 10 euros del presupuesto nacional». Pero, en realidad el gasto real previsto en los Presupuestos, y consignado sin comentario en las tablas facilitadas, asciende a 458.970 millones, que sumarán 140.000 millones más cuando se contabilicen los gastos de todas las Administraciones Públicas. Eso, sí estos gastos sociales regarán las políticas exigidas desde su socio.

Entre las partidas, destacan 12.550 millones de euros que acapararán los jóvenes, con la puesta en marcha un bono joven cultural de 400 euros, dotado con 210 millones de euros, que no incluye los toros. En cuanto a vivienda, se crea un bono de alquiler de 250 euros mensuales. Este bono joven viene incluido en la polémica nueva Ley de Vivienda que regulará el precio de los alquiler. Esta es una de las concesiones que el PSOE ha tenido que hacer para que su socio de coalición, Podemos, trague con los Presupuestos y así Sánchez pueda agotar la legislatura. Desde la oposición, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ya anunció que llevará la medida al Tribunal Constitucional, mientras que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, comentó que no la aplicará.

Presupuestos Generales
Presupuestos Generales FOTO: Teresa Gallardo

En el tira y afloja entre PSOE y Unidas Podemos por acordar los Presupuestos, la formación morada ha tenido que dejar algunas de sus propuestas estrella por el camino, como la ampliación del permiso de paternidad de cuatro a seis meses, el ‘cheque bebé’ de 1.200 euros al año y la ‘tasa morada’.

Este fracaso se compensa con 40.000 millones destinados a inversiones y transferencias de capital, de los cuales 27.633 millones proceden de los fondos europeos. Según Montero, casi nueve de cada 10 euros del plan de recuperación se destinarán a inversión, principalmente en energía, industria e infraestructuras. Todos estos cheques para jóvenes e inversiones se costearán también gracias al crecimiento en la recaudación de figuras fiscales como el IRPF (+6,7%, hasta los 100.132 millones), el IVA (+ 9,5%, hasta los 75.651 millones) , y Sociedades (+11,8%, hasta los 24.477 millones), entre otros. Una novedad fiscal que también engrosará las arcas del Estado es el tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para las empresas que facturen más de 20 millones de euros. Afectará a 1.070 compañías y recaudará 400 millones de euros. Además, el impuesto de matriculación se incrementará a partir del enero de 2022, ya que su aplazamiento vence el 31 de diciembre.

Presupuestos Generales
Presupuestos Generales FOTO: Teresa Gallardo

El Ejecutivo basa sus buenas perspectivas para 2022 en las previsiones de crecimiento realizadas en abril de un 6,5% del PIB en 2021 y del 7% en 2022, un aumento del empleo del 2,7% y una reducción de la tasa de paro hasta el 14,1%. En línea con esta previsión de reducción del desempleo, baja la partida destinada a esta prestaciones un 10,2%, hasta los 22.457 millones de euros. En consonancia con estas cifras, se prevé que en 2022 se reduzca el déficit público al 5% del PIB, 3,4 puntos por debajo de la estimación para el 2021 (8,4% del PIB). En cuanto a la deuda pública, se reducirá del 119,5% del PIB en 2021 al 115,1% en 2022. No obstante, estas abultadas tasas siguen evidenciando los problemas que atraviesa la economía española.

Las cuentas de 2022 recogerán una subida salarial de los empleados públicos del 2% y las pensiones (con una partida de 171.165 millones de euros, un 4,8% más que en 2020) se revalorizarán en función de la inflación media de los 12 meses anteriores que se registre en noviembre de este año, y que previsiblemente será superior al 2%. En cambio, las pensiones mínimas y no contributivas y el Ingreso Mínimo Vital (IMV) subirán un 3%.

Hachazo a los planes de pensiones individuales

El Gobierno ha bajado 500 euros la aportación individual máxima a los planes de pensiones privados con derecho a deducción en el IRPF, que pasará de 2.000 euros a 1.500 euros anuales a partir del 1 de enero. En línea con su proyecto de crear un plan de planes de pensiones colectivos en las empresas, las aportaciones máximas a los planes de empresa con derecho a deducción subirán 500 euros, desde los 8.000 euros a los 8.500 euros para 2022. Entre ambas, la aportación total con beneficios fiscales se mantiene en 10.000 euros anuales. En dos años, las aportaciones máximas a los planes individuales han experimentado un recorte de 6.500 euros, 6.000 en los Presupuestos de 2021 y 500 en los de 2022.