Cuál es la profesión mejor pagada de España y cómo acceder a ella

Hoy, 20 de octubre, se conmemora el día internacional de los controladores aéreos. En nuestro país hay alrededor de 2.000 profesionales dedicados al orden del tráfico aéreo. Su salario, en función de la experencia y la responsabilidad, puede ir de 100.000 a 200.000 euros

Una controladora aérea en una torre de control
Una controladora aérea en una torre de control

No es sencillo el camino para ser controlador aéreo, pero el premio es más que gratificante: una excelente nómina —de las mejores entre los asalariados en España— y un entorno laboral estable, aunque también este colectivo ha sufrido el castigo de la pandemia y ha llevado a sus profesionales a plantearse una huelga debido a la falta de personal.

Pese a las carencias que denuncia el sindicato Usca (el principal de la profesión), lo que no ha cambiado es que el oficio de controlador es uno de los mejores pagados en España, donde aproximadamente 2.000 profesionales se encargan de la seguridad en aire (y en tierra) de millones de pasajeros al año. No están a los mandos de las aeronaves, pero son los ojos en la tierra de cualquier maniobra aérea.

La licencia de controlador

De entrada hay que cumplir los siguientes requisitos para ser admitido en los cursos de preparación para obtener la licencia de controlador.

  1. Tener nacionalidad española o la de un país miembro de la UE
  2. Estar en posesión del título de bachiller o equivalente
  3. Prueba de inglés, tanto escrito como oral (teniendo presente las imprescindibles comunicaciones por radio)
  4. Test FEAST (First European Air Traffic Controller Selection Test), que se componen de tres pruebas de selección y que consisten en diferentes ejercicios que miden las capacidades cognitivas de los candidatos, así como la capacidad para la multitarea.
  5. FPQ (FEAST Personality Questionnaire). Se trata de una prueba de personalidad validada por Eurocontrol y utilizada exclusivamente para la selección de controladores aéreos. Por último, una entrevista personal, tanto en inglés como en español, al objeto de verificar el perfil profesional del candidato.

El camino a la oposición

Superado todo ello, los candidatos ya pueden realizar la siguiente fase de su formación para obtener la licencia de alumno controlador. Los cursos para obtenerla se rondan los 60.000 euros escuelas como SENASA (la de mayor trayectoria en España). Hay otras alternativas en la Universidad Carlos III, la Universidad Castilla La Mancha y la Universidad Politécnica de Catalunya. También en centros como FTEJerez (Flight Training Europe).

Esta fase de formación consiste en varios cursos de formación básica en aeródromos y, a continuación, en aproximación de aeronaves (basada, en gran parte, en el uso de simuladores). Todos estos cursos pueden alargarse entre 12 y 18 meses, según la planificación académica.

Al conseguir la licencia, los candidatos ya pueden obtener la habilitación para trabajar en una torre privada, así como la posibilidad de poder, finalmente, concursar en una convocatoria de oposición que realiza ENAIRE (que es la vía para alcanzar la posición en sus 5 centros de control y sus 21 torres de control).

El interior del Centro Aéreo Pegaso de Torrejón de Ardoz en 2010
El interior del Centro Aéreo Pegaso de Torrejón de Ardoz en 2010 FOTO: La Razón

Para superar esta oposición, licencia de controlador al margen, hay que superar diversas pruebas tanto físicas como psicológicas por la organización de la aviación civil internacional.

Los diferentes trabajos dentro de la profesión

No todos los controladores ejercen el mismo trabajo, ya que hay diferentes especialidades:

  1. Jefe de unidad o torre. Es quien se encarga de la unidad operativa y es el responsable de la gestión y de la planificación, organización, dirección y control de esta dependencia. Es un cargo de confianza de libre designación, aunque los interesados deben cumplir con todos los requisitos propios del puesto y está habilitado por la unidad. Entre sus funciones se encuentran: el control de la pista de aterrizaje y las intersecciones; debe autorizar a la aeronave para aterrizar o despegar, controlar las reglas de vuelo visual, proporcionar información sobre cualquier condición climática que se presente y de trabajos que se estén realizando que puedan afectar la pista, e incluso notificar sobre bandadas de aves.
  2. Controlador de tránsito aéreo. En esta división se puede encontrar a su vez, siete niveles, como por ejemplo el controlador de ruta, el controlador de tierra y el controlador de aproximación.
  3. Controlador de tránsito aéreo en formación de nuevo ingreso. Aquí se encuentran los controladores que están culminando su proceso de formación y que están comenzando su carrera profesional.