La inflación también acosa a la UE y pone contra las cuerdas la recuperación económica

La tasa interanual de la zona euro en octubre, se ha situado en el 4,1%, lo que supone el mayor encarecimiento de los precios en la región del euro desde julio de 2008

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se ha situado en octubre en el 5,5%
En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se ha situado en octubre en el 5,5%

La inflación no para de sacudir una y otra vez a las diferentes economías a nivel mundial, en la que la tasa interanual de la zona euro en octubre, se ha situado en el 4,1%, siete décimas por encima de la subida de precios observada en septiembre, lo que supone el mayor encarecimiento de los precios en la región del euro desde julio de 2008, según datos de Eurostat.

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se ha situado en octubre en el 5,5%, lo que implica un diferencial de precios desfavorable respecto de la zona euro de 1,4 puntos porcentuales, frente a las seis décimas del mes de septiembre.

Por su parte, la actual presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, se esforzaba ayer en rebajar las expectativas del mercado sobre una subida de los tipos en la eurozona a lo largo de 2022. “No me corresponde a mí decir si los mercados se están adelantando a sí mismos (al apostar por subidas en 2022), pero nuestro análisis sugiere que las condiciones no se cumplirán durante algún tiempo”, defendía Lagarde al apuntar que “si bien la fase actual de mayor inflación durará más de lo esperado originalmente, el BCE espera que disminuya en el transcurso del próximo año”.

Los datos presentados este viernes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat, reflejan un fuerte repunte en la zona euro durante el mes de octubre lo que responde a una subida interanual del 23,5% de la energía, frente al 17,6% de septiembre, mientras que los alimentos frescos subieron un 1,4%, por debajo del alza del 2,6% del mes anterior.

Por su parte, los servicios se encarecieron un 2,1%, cuatro décimas más, mientras que los precios industriales no energéticos aumentaron una décima menos en octubre que el mes anterior, hasta el 2% interanual.

Sin tener en cuenta el gran impacto generado por la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro ascendió al 2% desde el 1,9% del mes anterior, mientras que al dejar fuera también el efecto de los precios de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente subió al 2,1% desde el 1,9% del mes anterior. Esta supondría la lectura más alta de la inflación subyacente de la zona euro desde diciembre de 2002.

Los país con mayores subidas interanuales de los precios correspondieron este mes a Lituania (8,2%), Estonia (7,4%) y Letonia (6%), mientras que los incrementos más moderados se registraron en Malta (1,4%) y Portugal (1,8%).