Esta es la cantidad máxima que puede ingresar en un cajero de forma legal

El Ministerio de Hacienda controla los movimientos excesivo para tratar de acabar con el fraude fiscal

Una persona ingresa dinero de un cajero de una entidad bancaria.
Una persona ingresa dinero de un cajero de una entidad bancaria. FOTO: Emilio Naranjo EFE

Todo el mundo ha ingresado dinero en alguna ocasión en un cajero. Regalos de cumpleaños, un trabajo cobrado en efectivo o aquello que habíamos guardado en casa, son algunos de los conceptos más comunes que se escriben en el justificante de ingreso en el banco.

Pagos a alguna entidad como un taller o la Universidad también son habituales en este tipo de situaciones aunque cada vez existan menos. Aun así, desde hace unos años e, incrementado por la pandemia, el dinero en efectivo ha comenzado su declive dando paso a la plena digitalización.

La aparición de plataformas que permiten las trasferencias de forma inmediata o la lucha contra el fraude por parte del Ministerio de Hacienda han limitando el uso de dinero efectivo. Estos, son dos de los motivos más importantes para que el dinero efectivo pierda presencia en la sociedad.

Los jóvenes, además, ya han crecido en un mundo digitalizado lo que hace que su relación con la moneda papel sea cada vez más limitada. Así, a medida que pasan los años el pago con tarjeta ha tomado relevancia y los billetes y monedas son menos frecuentes.

Sin embargo, los ejemplos puestos al principio siguen existiendo lo que genera una serie de dudas al usuario, como por ejemplo, si existe un límite de ingreso legal y si este se debe justificar.

Límite y necesidad de justificante

Aunque la principal premisa de esto es la vigilancia de la Agencia Tributaria sobre el dinero negro, los bancos también prefieren saber procedencias. Con el objetivo de luchar ante el fraude, el Ministerio tiene una serie de normas para controlar estos ingresos.

Llegados a este punto, cabe destacar que el máximo permitido por Hacienda para ingresar en un cajero sin justificar es de 3.000 euros. A partir de esa cantidad el Ministerio podrá pedir un justificante y la informacion pertinente para aclarara la procedencia.

Aun así, todos los movimientos superiores a 500 euros serán controlados por la Agencia Tributaria aunque no deberá existir ningún justificante por parte del usuario. Así, todo se encuentra recogido en la nueva legislación tributaria que entró en vigor en julio.

Esta normativa, además, puso coto a los pagos en metálico máximos que pasaron a ser de 1000 euros y así tratar de impedir posibles delitos relacionados con el blanqueo y el fraude fiscal.