El Gobierno concede la recaudación del IVA OSS y las tasas Tobin y Google a la Hacienda vasca

El Consejo de Ministros aprueba la modificación del Concierto Económico Vasco para estas tres nuevas figuras impositivas. También concede

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministro
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministro FOTO: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros una modificación del Concierto Económico Vasco, que incluye la concertación del impuesto del IVA OSS, el impuesto de transacciones financieras, denominado ‘tasa Tobin’ o el impuesto sobre determinados servicios digitales, conocido como ‘tasa Google’, que pasarán a recaudar las Haciendas vascas. De esta forma, se ha materializado el acuerdo suscrito en la Comisión Mixta del Concierto Económico (CMCE) el pasado 30 de julio. Previsiblemente, el anteproyecto de Ley se votará en diciembre en el Congreso de los Diputados.

La CMCE dio luz verde en julio a la concertación de las tres figuras impositivas que estaban pendientes, que son los impuestos sobre Transacciones Financieras, Servicios Digitales y los nuevos regímenes de ventanilla única del IVA (OSS) y que pasarán a recaudar las tres diputaciones vascas.

En aquel encuentro también se acordaron las tasas de referencia de déficit y deuda para 2022 del Gobierno Vasco y las diputaciones forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, y se renovó la Junta Arbitral del Concierto Económico, órgano en el que se dirimen los conflictos que puedan surgir entre administraciones, en cuanto a los puntos de conexión del Concierto Económico.

Por otro lado, el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, también ha dado luz verde al proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que incluye una cuota del 6% de contenido del catálogo de las plataformas en lenguas cooficiales del Estado. La nueva ley audiovisual incorporará al Derecho español la Directiva europea de Servicios de Comunicación Audiovisual (2018) que extiende la regulación que hasta ahora existía para la radio y la televisión a los servicios y contenidos audiovisuales de internet, en especial las plataformas para compartir contenidos (redes sociales) y de vídeo a la carta (Netflix, HBO Max, Movistar+).

Así, la propuesta prevé que las plataformas prestadoras de servicio de catálogo tendrán que ofrecer, como mínimo, un 6% de su oferta en catalán, euskera o gallego. Se trata de una disposición incluida en el texto ‘in extremis’ en el marco de las negociaciones del Gobierno con ERC para conseguir el apoyo de los nacionalista para aprobar los presupuestos generales para 2022. Sin embargo, la formación independentista no está satisfecha con el texto del proyecto de Ley Audiovisual y ya ha anunciado que presentará enmiendas para mejorarlo y, entre otras cosas, intentar que empresas como Netflix tengan que aplicar la cuota de producción en lenguas cooficiales que su partido pactó con el Gobierno.