La inflación y la ralentización económica retienen ya el consumo de los españoles

Las ventas del comercio minorista han sufrido una caída del 2,5% en octubre respecto al mismo mes de 2020, siendo su mayor caída interanual desde febrero de este año

Una mujer comprando en un mercado
Una mujer comprando en un mercado FOTO: CEDIDA POR EL GOBIERNO DE CANARIAS CEDIDA POR EL GOBIERNO DE CANARI

El crecimiento de las ventas del comercio minorista en octubre ha sufrido una caída del 2,5% con respecto al mismo período de 2020, registrando su mayor caída interanual desde el mes de febrero, según el índice presentado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A pesar de que en septiembre se presentó una tendencia a la alza situándose en un 0,3%, la primera desde el mes de marzo de este año, de nuevo el Índice de Comercio al por Menor (ICM) ha vuelto a descender por cuarta vez en 2021, registrando una tasa mensual del -0,4%.

En octubre de este año, las ventas sufrieron un aumento en alimentación de un 0,3% y las estaciones de servicio y equipo personal incrementaron sus ventas en un 1,2% y 3,3% respectivamente. No obstante el resto de tipos de productos bajaron, en el que el general sin estaciones de servicio disminuyó un -0,4%, restos un -1,2%, otros bienes -1% y equipo del hogar es el producto que más sufrió una bajada llegando a -1,4%.

En la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, las ventas del sector mostraron un descenso interanual del 0,7% respecto al mismo mes del 2020, una tasa seis décimas inferior a la que se registró en septiembre.

El índice general excluyendo las estaciones de servicio y corregido de efectos estacionales y de calendario registra una variación anual del −1,5% en octubre. Si desglosamos estas ventas por tipo de producto, equipo del hogar es el que más disminuye con un -4,5%, disminuyendo el resto en un -3,2%, mientras que alimentación baja un 0,6%.

Las ventas bajaron en tasa interanual en 14 comunidades autónomas en agosto, con Melilla y Asturias a la cabeza, con una tasa negativa del -10,7% y el 7,2% respectivamente, mientras que en las autonomías de Baleares, Canarias y Madrid, fueron las únicas en las que estas ventas sufrieron un repunte del 6,5%, 2,8% y 1,9% respectivamente, situando a las Islas Baleares en primer término