Telefónica firma con los sindicatos su plan de salidas voluntarias sin coste para las arcas públicas

2.980 trabajadores de la empresa que cumplan con los requisitos podrán acogerse al plan. La compañía mantendrá el 100% del coste del convenio con la Seguridad Social

Imagen de Distrito Telefónico, la sede de la compañía en Madrid
Imagen de Distrito Telefónico, la sede de la compañía en Madrid FOTO: La Razón

Telefónica ha conseguido el visto bueno de los sindicatos (CCOO y UGT) para el Plan Social de Empleo, la prórroga del Convenio Colectivo y el Plan de Suspensión Individual -aprobará la firma del acuerdo esta misma semana, se habla incluso de mañana mismo-, que garantiza que todos los trabajadores que cumplan los requisitos del Plan de Suspensión Individual, podrán acogerse a él voluntariamente. Además, la prórroga del Convenio Colectivo del 2023 extiende las garantías para la plantilla que cumpliendo dichos requisitos decidan no hacerlo y para el resto de trabajadores que se queden en Telefónica.

Telefónica ha elevado al 38% el porcentaje máximo de salidas en las áreas consideradas estratégicas en el marco del programa de salidas voluntarias que negocia con los sindicatos y que podría afectar así a un máximo de 2.980 empleados, con opción a inscribirse desde el 1 de febrero. Las condiciones principales para acogerse al plan establecen 15 años de años de antigüedad y haber nacido en el año 1967 o anteriores. En total, 4.532 trabajadores de la empresa que cumplan con los requisitos de tener al menos 54 años y más de 15 años de experiencia en la firma podrían acogerse al plan.

Tras aprobarse el plan, los empleados que se acojan saldrían de la empresa con un 68% de su salario si nacieron en 1967, o un 65% si lo hicieron en años posteriores. Unido a este acuerdo, habría otro que se traduciría en la extensión del convenio colectivo con subidas salarias y bonos para compensar la inflación, así como un pacto social y de empleo. Además, los empleados que no puedan acceder a una jubilación a los 65 años podrán pedir que la cantidad comprometida en la renta se distribuya en 24 mensualidades más hasta llegar a los 67 años de la jubilación.

Por lo demás, la compañía mantendrá el 100% del coste del convenio con la Seguridad Social, por lo que no supondrá costes para las arcas públicas, y mantendrá la póliza de salud, seguro médico y plan de pensiones hasta los 65 años, siempre y cuando los trabajadores aporten su parte en el último caso. Además del 38% de adhesión máxima en áreas estratégicas, se podrán adscribir el 75% de los trabajadores en áreas con excedente de personal, entre las que hay más de 3.000 empleados elegibles, y la totalidad de los responsables de equipo en posiciones de coordinador, jefe y gerente (214 personas). Los nacidos en 1967 tendrán prioridad para salir de la compañía, ya que son la generación que no ha podido optar a ninguno de los anteriores Planes de Salida Individuales. Tras ellos, el segundo criterio será la antigüedad en la empresa.

Se ha dado luz verde también a la prórroga del convenio colectivo hasta finales de 2023 con una revisión salarial del 1,5% de la masa salarial y un plus de 300 euros a todas las personas trabajadoras incluidas dentro del ámbito del convenio que estuvieran dados de alta a fecha 1 de enero de 2023. De esa cantidad, 150 euros se consolidarán en el ejercicio 2024, mientras que se garantiza que para 2023 no habrá pérdida del poder adquisitivo. Y se mantiene la cláusula de garantía salarial para el periodo 2019 a 2022 (ambos incluidos), manteniendo los términos recogidos en la prórroga del II Convenio Colectivo, así como la incorporación de 400 profesionales nuevos a la empresa.

En cuanto al Plan Social de Empleo, la compañía se ha comprometido a alcanzar un 33% de mujeres directivas para 2024, así como implementar un modelo de flexibilidad definitivo y acelerar la incorporación de perfiles híbridos que combinen aspectos tecnológicos, humanísticos y de negocio o procedentes de la formación profesional. El nuevo plan contará también con un mínimo del 5% del total de plazas creadas para talento joven para personas con diversidad funcional y una gran oferta de formación continua.

Tanto UGT como CC OO ha dado hoy el sí al acuerdo tras un amplio debate celebrado en los órganos de dirección del sindicato y en asambleas previas.