Los mercados de gas apuntan a una luz cara hasta abril de 2023

Tampoco se destensan los costes de emisión de CO2. Un año entero de precios eléctricos como los actuales dispararán más la inflación y retrasarán la recuperación

Rusia ha anunciado que podría aumentar el suministro a Europa si se firman  contratos a largo plazo
Rusia ha anunciado que podría aumentar el suministro a Europa si se firman contratos a largo plazo

No bajen la guardia con el interruptor porque los precios de la electricidad no van a dar tregua. Ni en invierno ni en primavera, como preveía el Gobierno hasta hace poco. Tampoco en el segundo semestre del año entrante. El escenario que dibujan los mercados de futuros del gas, materia prima crucial para determinar el precio final de la electricidad en el mercado mayorista español dada la dependencia de los ciclos combinados como tecnología base, apuntan a que nada detendrá la escalada al menos hasta abril de 2023, según los datos de los mercados europeos consultados por este diario.

Aunque aún está por determinar con precisión cuál será el rango de precios del megavatio, 2022 apunta incluso a valores medios superiores a los de 2021. Esto se debe a que el primer semestre del año que dejamos atrás tuvo una media de 58 euros el megavatio hora, en el rango alto de los valores medios de los últimos tres lustros, muy similar al precio medio de 2018, el segundo año más caro desde 2007 y el que eligió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para establecer su promesa de que el consumidor medio pagaría en promedio la misma factura en 2021 que ese 2018.

Ese año el MWh cerró en los 57,2 euros, solo superado por los 64,4 euros que se alcanzaron en 2008. Sin embargo, el precio medio del megavatio en los últimos seis meses cerrará en los 165 euros, casi tres veces más que en el primer semestre, lo que arrojará un precio medio de 111 euros MWh para el conjunto de 2021, casi el doble que el anterior registro récord de 2008.

Las proyecciones de los mercados de futuros del gas natural, como en el caso del mercado holandés TTF, la referencia más utilizada de precios en Europa, dibujan precios sin tregua en el rango de los 90 euros MWh hasta abril de 2023, cuando se reducen drásticamente. Un rango de precios del gas en los 90 euros deriva en costes de la luz en el baremo de los 200 euros MWh a tenor de las escalas de correlación en el mercado diario de ambas «commodities» durante los últimos meses.

El mercado de gas británico tampoco ofrece un pronóstico demasiado halagüeño y se mueve en una banda similar a la actual durante todo 2022 y el primer trimestre de 2023. Por su parte, el mercado ibérico Mibgas se negocia por encima de los 105 euros MWh para las entregas del primer trimestres del año entrante y a 95 euros MWh de media para todas las entregas comprendidas en 2022.

Nord Stream 2
Nord Stream 2 FOTO: T. Nieto

Por su parte, la negociación de los mercados de futuros de las emisiones de CO2 también se mantienen elevados durante todo 2022, por encima de los 80 euros la tonelada, tras acumular una revalorización del 139% en lo que va de año. Los derechos de emisión de CO2 comenzaron el año en los 33 euros la tonelada en el mercado de negociación europeo y se encuentran en los 79 euros en diciembre.

Estos datos ofrecen una perspectiva clara de que las tensiones en los precios energéticos se prolongarán mucho más de que lo que el Gobierno pronosticaba, lo que podría hacer necesario extender las ayudas fiscales a los consumidores más allá de abril y quizás durante todo 2022 y parte de 2023. Además, este escenario tensionará al alza los precios, sobre todo durante el primer semestre de 2022 lo que se dejará notar en la recuperación económica y en los bolsillos de los ciudadanos.

No obstante, todo puede cambiar. A peor , pero también a mejor. Ayer, Rusia dejó entreabierta la puerta a un aumento de la producción y el suministro de gas hacia Europa con la condición de que la Unión Europea firme contratos a largo plazo. El hecho de que Rusia necesite financiación para relanzar su producción puede favorecer los intereses europeos.