El Banco de España avisa sobre los problemas que puede sufrir con su tarjeta bancaria y cómo ponerles remedio

La pérdida, el robo o los cargos no autorizados son algunos de los riesgos a los que se exponen los usuarios

Pago con tarjeta de crédito en un comercio
Pago con tarjeta de crédito en un comercio FOTO: Dreamstime Dreamstime

El comercio electrónico y los medios de pago telemáticos fueron dos de los grandes beneficiados por la pandemia. La necesidad de mantener el contacto físico a raya disparó el uso de las tarjetas de crédito y débito, una tendencia que continuó durante el 2021 y que difícilmente tendrá marcha atrás durante 2022. En concreto, según los últimos datos del Banco de España, en el tercer trimestre del año pasado los pagos con tarjeta en terminales de puntos de venta (TPV) aumentaron un 10% entre julio y septiembre en comparación con el trimestre precedente, hasta los 1.645 millones de operaciones. Aunque esta cifra supone una moderación en el aumento, sigue reflejando la creciente popularidad de las tarjetas bancarias. Pero al igual que ocurre con el efectivo, recurrir a este método de pago telemático no está exento de riesgos y problemas. El Banco de España avisa en su portal del cliente bancario de cuáles son los problemas más habituales ligados al uso de tarjetas y cómo solucionarlos.

Tarjeta perdida o robada

No encontrar la tarjeta al echar mano a la cartera es uno de los principales miedos de cualquier cliente bancario por los riesgos que ello conlleva. Ya sea por pérdida o robo, así se debe actuar:

  • Informe a su banco lo antes posible. Al hacerlo, le bloquearán la tarjeta para que no pueda ser utilizada y emitirán una nueva.
  • Si opera por internet o con la app de su banco, es probable que usted mismo pueda desactivarla e incluso es probable que también pueda solicitar el duplicado.
  • Conozca lo que tendría que hacer en caso de uso fraudulento de su tarjeta.

Cargo desconocido que no ha autorizado

Otro riesgo es revisar su cuenta bancaria y comprobar que hay un pago con tarjeta que no ha autorizado. En este caso, el Banco de España le recomienda que:

  • Compruebe el detalle del pago, y si no tiene acceso a la información, pregunte a su banco.
  • Informe al banco lo antes posible. Si hay sospechas de fraude, bloquearán la tarjeta y emitirán una nueva. Si opera por internet o app es probable que pueda bloquearla usted mismo.
  • Tener claros sus derechos en estos casos y valorar si procede plantear una reclamación a su banco.

Le han cobrado de más

Comprobar que le han cobrado de más por un producto o servicio es otra de las sorpresas desagradables que pueden surgir al pagar con tarjeta, pero que se pueden afrontar de la siguiente manera:

  • Póngase en contacto con el vendedor y explique el problema.
  • Si no tiene el justificante del cargo, solicítelo a su banco o si opera por internet o app, obténgalo usted mismo.
  • Si no consigue resolver el problema, puede solicitar a su banco la devolución del importe.
  • Compruebe siempre el importe que se indica en el TPV al hacer el pago. Si no lo ha podido ver, solicite siempre el recibo (por muy pequeño que sea el pago) y compruebe el importe que le han cargado. Además, guarde los tickets de compra.

No funciona la tarjeta y no tiene cómo pagar

Llevar efectivo en los bolsillos por si surge un imprevisto es una costumbre cada vez menos extendida. Los usuarios confían en que su tarjeta no les falle, pero factores externos como la desactivación de la banda magnética o el chip pueden ponerle en una situación comprometida si está de viaje o en un restaurante. El Banco de España propone las siguientes soluciones:

  • Pregunte si le pueden hacer el cargo de forma manual usando los datos de la tarjeta.
  • Pregunte si puede hacer el pago por otro medio, por ejemplo, por Bizum o por transferencia.
  • Llame al banco para que le digan cual es el problema y traten de darte alguna solución.

En cualquiera de estos casos es muy importante que conozca los canales por los que puede contactar en cualquier momento con su banco (ej. teléfono 24h, página web) y que tenga a mano el número de atención al cliente de la entidad”, concluye el Banco de España.