Así quedan las pensiones en 2022 tras la subida aprobada por el Consejo de Ministros

Las contributivas subirán un 2,5% y las no contributivas un 3%. Habrá una paguilla para compensar el IPC. El coste del incremento de las pensiones será de 6.500 millones

El Consejo de Ministros ha luz verde hoy a la subida del 2,5% prevista para las pensiones contributivas en 2022, de acuerdo con la fórmula para garantizar su poder adquisitivo establecida en la reforma de las pensiones pactada en julio con los agentes sociales y en vigor desde el 1 de enero. También se aprueba la denominada “paguilla”, la paga extra del 1,6% que sirve para compensar la diferencia entre la subida de 2021 (0,9 %) y la evolución media de la inflación (2,5 % desde diciembre de 2020 a noviembre de 2021), y que con la entrada en vigor de la reforma de pensiones esta vez será la última que se pague. El incremento que se aplicará en 2022 será del 3% para los beneficiarios de pensiones mínimas y no contributivas, y para los beneficiarios del ingreso mínimo vital (IMV) que también recibirán la paga compensatoria de 2021.

Según anunció este fin de semana el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Ejecutivo destinará en total 6.500 millones de euros a este incremento. En esta cuantía se incluye el coste de la paga compensatoria a los pensionistas por la desviación de los precios en 2021 respecto a la subida inicial (0,9%) y cuyo coste supera los 2.000 millones de euros. En diciembre de 2021 se abonaron 9.916.966 pensiones contributivas, de las que más de 6,21 millones eran pensiones de jubilación; 2,35 millones eran pensiones de viudedad; 953.591 eran de incapacidad permanente; 342.218 eran pensiones de orfandad, y 44.278, en favor de familiares.

El nuevo mecanismo fijado en la reforma de pensiones establece que el 1 de enero de cada año se incrementarán las pensiones de acuerdo con la inflación media anual registrada en el ejercicio anterior, en tanto que se congelarán en caso de que se registre un índice de precios de consumo (IPC) negativo. Con la subida, la pensión mínima de jubilación se situará en 2022 en 10.103,8 euros anuales en el caso unifamiliar y llegará hasta 12.467 euros en caso de cónyuge a cargo, mientras que la pensión de jubilación máxima llegará a los 39.468,66 euros anuales.

El incremento del 2,5% de las pensiones contributivas hará que las pensiones mínimas aumentarán entre 10 y 59 euros al mes, dependiendo de la clase de pensión y de las circunstancias personales. En concreto, el importe de la pensión mínima contributiva para los jubilados de 65 años con cónyuge a cargo quedará en 890,5 euros al mes en 14 pagas (frente a los 851 euros al mes en 2021); la de sin cónyuge (unidad económica unipersonal) en 721,7 euros (689,7 euros anteriormente), y la de con cónyuge no a cargo en 685 euros mensuales (frente a los 654,6 euros de 2021).

El coste de la paguilla compensatoria a los pensionistas por la desviación de los precios en 2021 respecto a la subida inicial (0,9%) supondrá para una pensión media de 1.127 euros al mes un incremento de 250 euros, y la revalorización, 400 euros al año, según dijo el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en la rueda de prensa del Consejo.

Las pensiones máximas y mínimas (prorrateando el importe de la paguilla) quedarían de la siguiente forma:

1. Para los jubilados con menos de 65 años, la pensión mínima contributiva con cónyuge a cargo se fija para 2022 en 834,9 euros al mes (797,9 euros en 2021); sin cónyuge en 675,2 euros mensuales (645,3 euros anteriormente), y con cónyuge no a cargo en 638,2 euros mensuales (609,9 euros en 2021). Por su parte, la pensión máxima de jubilación se sitúa desde el 1 de enero en 2.819,19 euros mensuales por catorce pagas, frente a los 2.750,42 euros al mes de 2021.

2. Las pensiones mínimas contributivas de viudedad subirán este año entre 24 y 37 euros mensuales, dependiendo de las circunstancias. En concreto, la pensión mínima de viudedad para los titulares con cargas familiares se situará en 834,9 euros mensuales, en contraste con los anteriores 797,9 euros al mes. En el caso de ser mayor de 65 años o de tener una discapacidad mayor o igual al 65% la pensión mínima de viudedad será de 721,7 euros mensuales, lo que supone 32 euros más que en 2021. Si el titular de la pensión de viudedad tiene entre 60 y 64 años, la cuantía con el nuevo año será de 675,2 euros mensuales (645,3 euros en 2021), mientras que en el caso de los beneficiarios menores de 60 años la prestación será de 546,8 euros mensuales (522,5 euros el año pasado).

3. La pensión mínima contributiva de gran invalidez sube este año hasta los 1.335,8 euros mensuales (1.276,5 euros en 2021) si se tiene cónyuge a cargo, y asciende hasta los 1.082,6 euros si no se tiene cargo al cónyuge (unidad económica unipersonal), en contraste con los 1.034,6 euros de 2021. La pensión mínima por incapacidad absoluta o total de los titulares con 65 años con cónyuge a cargo será este año de 890,5 euros al mes, en contraste con los 851 euros del año pasado, mientras que la de quienes no tienen cónyuge a cargo (unidad económica unipersonal) será de 721,7 euros mensuales (689,7 euros en 2021).

4. En el caso de las pensiones de orfandad, el importe mínimo ascenderá en 2022 a 220,7 euros mensuales por beneficiario (en 2021 eran 210,8 euros), mientras que si el beneficiario tiene menos de 18 años y cuenta con una discapacidad superior o igual al 65% la cuantía será de 434 euros mensuales, 19,3 euros más que en 2021.

5. La pensión mínima en favor de familiares se situará este año en 220,7 euros mensuales, frente a los 210,8 euros del ejercicio pasado.