El coste energético provoca la mayor subida de los precios industriales en 46 años

Se elevaron un 3,8% el pasado mes de diciembre en relación al mes anterior y se dispararon un 35,9% en un año

Cartel de aviso en una torre de alta tensión eléctrica
Cartel de aviso en una torre de alta tensión eléctrica FOTO: Jesús G. Feria La Razon

La inflación no da tregua. Y no solo a las familias, a los autónomos o al sector servicios. También la industria se está viendo directamente afectada. Así, los precios industriales cerraron 2021 con un incremento en diciembre del 35,9% en comparación con el mismo mes del año anterior, y casi cuatro puntos más que en noviembre, lo que supone una subida récord desde que arrancara la serie, en enero de 1976. Así lo refleja el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestra en sus datos provisionales una tendencia al alza que se aceleró en el último trimestre del año, con repuntes todos los meses superiores al 30%.

Pero, ¿dónde está causa de este brutal incremento? La energía es el factor que explica que el índice de precios industriales (IPRI) se disparara en diciembre, ya que se encareció un 95,9% respecto al cierre de 2020 -también la tasa más alta registrada en los últimos 46 años-, debido fundamentalmente a la subida de la factura eléctrica. De hecho, si se excluye la energía de la estadística, el alza de los precios industriales fue del 11 % en tasa interanual, casi 25 puntos más baja que la cifra general, pero aun así la más alta desde octubre de 1984.

Estos precios industriales se movieron en tasas negativas durante los doce meses del 2020 -afectados el confinamiento y las restricciones por la pandemia-, pero no dejaron de escalar en el último año: subieron el 1% en enero, el 0,6% en febrero, el 6,4% en marzo, el 13% en abril, el 15,2% en mayo, el 15,4% en junio, el 15,6% en julio, el 17,9% en agosto, el 23,8% en septiembre, el 31,8% en octubre, el 32,2% en noviembre y el 35,9% en diciembre. El IPRI alcanzó de esta forma los 137 puntos al cierre de 2021.

Los bienes intermedios incrementaron dos décimas su tasa interanual, hasta el 20,6%, la mayor desde enero de 1976, por el mayor coste de la fabricación de productos para la alimentación animal, de productos de molinería, de productos básicos de hierro y de productos de plástico. Por su parte, los bienes de consumo no duradero elevaron nueve décimas su tasa interanual en diciembre, hasta el 5,3%, debido, mayoritariamente, al repunte de los precios del procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos.

En tasa mensual (diciembre de 2021 sobre noviembre del mismo año), los precios industriales subieron un 3,8%, lo que supone 2,5 puntos más que en noviembre. Con el aumento de diciembre, se encadenan diez meses de repuntes mensuales consecutivos. El avance de diciembre se debe principalmente al incremento de los precios de la energía en un 8%, así como a las subidas de los precios de los bienes intermedios en un 1,4% y de los bienes de consumo no duradero en un 0,7%.

Por categorías, la correspondiente al “suministro de energía y gas” protagonizó el mayor incremento al crecer un 112,4%, y, dentro de esta, destacan las subidas observadas en la producción de electricidad de origen eólico (430,5%) y térmico (412,7%). Por detrás se situaron la fabricación de fertilizantes y compuestos nitrogenados (111,3%), el refino de petróleo (64,3%), la fabricación de productos básicos de hierro y acero (62,8%), la laminación en frío (58,7%), la producción de caucho sintético (54,4%), la fabricación de productos básicos de química orgánica (53,9%) y el comercio de energía eléctrica (52,6%).

Por otro lado, la tasa anual del índice de precios industriales aumentó a cierre de 2021 en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos respecto a la tasa de noviembre se produjeron en Canarias, Baleares y Asturias, con subidas de 21,1; 20 y 19 puntos, respectivamente. Los menores aumentos se registraron en País Vasco y Andalucía, con alzas de dos y seis décimas, respectivamente. Al finalizar 2021, todas las comunidades presentaban tasas positivas de precios industriales. Las subidas anuales más acusadas se dieron en Asturias (+102,5%), Canarias (+95,5%) y Baleares (+91,5%), en torno a 20 puntos por encima del dato de noviembre, mientras que las más moderadas correspondieron a La Rioja (+15,1%), Comunidad Valenciana (+20%) y Cataluña (+20,7%).