La economía avisa: el PIB se enfría, la inflación sigue al alza y el contexto internacional no ayuda

Funcas baja crecimiento de España al 5,6% y eleva el IPC al 3,5% en 2022. Estima que la tasa de paro no bajará del 14%, la más alta de la UE

El director general de Funcas, Carlos Ocaña
El director general de Funcas, Carlos Ocaña FOTO: ABANCA

Nuevo aviso a las previsiones del Gobierno. Ayer, el FMI dejó el crecimiento de España en 2021 en el 4,9%, por detrás de la media de la zona euro y 1,6 puntos por debajo de la estimación de Asuntos Económicos, prevé un incremento del PIB del 5,8% para 2022 y uno más modesto para 2023, del 3,8%. Hoy ha sido la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que en su último panel ha reducido otra décima más su previsión para este año, dejándola en el 5,6%, y ha elevado más de un punto sus cálculos sobre la inflación, con una media del 3,5%. Con estas cifras advierte de un evidente enfriamiento de la economía, ya que esperan que los altos precios energéticos y de las materias primas se mantengan hasta primavera, aunque después descenderán.

Según sus estimaciones, el perfil trimestral previsto para 2022 marcará un crecimiento en torno al 1% en todos los trimestres, excepto en el tercero, en el “que será mayor”. La demanda nacional sumará 4,9 puntos porcentuales -dos décimas menos respecto al Panel de noviembre-, con un repunte de la inversión, un menor crecimiento en el consumo público y un resultado similar en el de los hogares, mientras que el sector exterior aportará siete décimas.

La previsión para la tasa media anual de inflación en 2022 sube 1,1 puntos porcentuales respecto al anterior panel, hasta el 3,5%, y prevé que la tasa interanual de diciembre será del 1,3%. En cuanto a la inflación subyacente, aumenta seis décimas respecto a la previsión de noviembre, hasta el 2% de media anual, lo que supondrá 1,2 puntos más que la de 2021.

Sobre el resto de marcadores macroeconómicos, la tasa de paro media anual se situará en el 14,2% este año, tras cerrar el pasado en el 15,1%, lo que supone un recorte de dos y una décimas, respectivamente, en relación con la previsión de noviembre, pero sigue siendo la más alta de toda la UE.

Los panelistas esperan un déficit público del 5,4% para este año, por encima de la previsión del Gobierno (5%). En cuanto a 2021, apunta a un déficit del 7,4%, tasa que se ha reducido cinco décimas respecto al anterior panel y que es inferior a la previsión del Gobierno (8,4%). Esta previsión es inferior a la del Plan Presupuestario del Gobierno, que sitúa el déficit en el 8,4% del PIB. Para 2022, el consenso espera un déficit del 5,4%, en este caso por encima de la previsión del Gobierno (5%).

Asimismo, advierten que sus predicciones puede verse afectadas por el contexto internacional adverso, ya que consideran que se ha deteriorado en los últimos meses, especialmente fuera de la UE, al tiempo que anticipan un giro en los tipos de interés, más pronunciado en EE UU y gradual en Europa, por la subida de la inflación y la vuelta de cada vez más países al nivel de actividad previo a la pandemia.

En lo que respecta a 2021, la revisión al alza por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE) del crecimiento del tercer trimestre, del 2% al 2,6%, fue superior a la bajada por parte de los panelistas de la estimación para el cuarto trimestre desde el 2,1% al 1,9% debido a Ómicron y al aumento de la inflación. Por tanto, Funcas indica que el repunte de varios indicadores en el cuarto trimestre podría apuntar a un resultado mejor de lo estimado, aunque lo mantiene ahora mismo en el 4,9%, muy lejos de la marca del Ejecutivo, del 6,5%.