Estos son los seguros que el banco intentará que contrate al pedir un préstamo

Supone un coste extra que puede encarecer exponencialmente el precio final de la financiación

Para acceder a un préstamo, los bancos en muchas ocasiones establecen la necesidad de contratar un seguro
Para acceder a un préstamo, los bancos en muchas ocasiones establecen la necesidad de contratar un seguro FOTO: MicInsurance

La situación económica actual se encuentra entre la espada y la pared por una inflación desbocada en la que cada vez son más los bienes que presentan unos precios desorbitados. Todo ello ha generado que el poder adquisitivo de los ciudadanos se reduzca, lo que a su vez ha hecho que la capacidad de ahorro en muchos hogares españoles sea inexistente.

Por lo tanto, es muy habitual que las personas soliciten préstamos a entidades bancarias con el objetivo de salir del paso o incluso para poder financiar un proyecto. No obstante, a la hora de pedir esta ayuda, es probable que el banco en cuestión proponga al cliente que no solo contrate el crédito, sino además un seguro vinculado a este.

Este producto adicional puede ser útil en algunos imprevistos como situaciones de desempleo o fallecimiento, sin embargo, esta contratación supone un coste extra que puede encarecer exponencialmente el precio final de la financiación que se vaya a contratar.

Pero, ¿realmente conviene adquirir un seguro con el préstamo? Antes de tomar esta decisión, desde HelpMyCash explican que es importante saber que en ningún caso un banco puede obligarte a contratar uno de sus seguros. No obstante, aunque esto esté prohibido, sí que puede establecer la necesidad de contratar un seguro para acceder al préstamo, pero con la aseguradora que el cliente elija.

Asimismo, existen diversos bancos y financieras que pueden conceder al cliente un buen préstamo sin la necesidad de que este se suscriba a una de estas pólizas, estos pueden ofrecerte un seguro, pero en el caso de no contratarlo, el tipo de interés no aumentará,

Seguros que se suelen asociar a créditos

  • Seguro de vida: Este es el que más se vincula a los préstamos. Su función básica es cubrir al cliente en caso de fallecimiento o ante una situación de incapacidad permanente, es decir, que si se dan cualquiera de los dos casos, la aseguradora será la encargada de liquidar la deuda y esta no pasará a tus herederos.
  • Seguro de protección de pagos: Además del seguro de vida, también hay varias entidades financieras que ofrecen asociar el préstamo a un seguro de protección de pagos. En este caso, el banco protege al cliente en situación de desempleo o por incapacidad temporal por un accidente, por lo que la aseguradora pagará las cuotas durante un tiempo, período que normalmente no suele exceder al año. Asimismo, algunos bancos combinan las coberturas de los seguros de vida con las de los seguros de protección de pagos.
  • Seguro de coche: En el caso de que el cliente solicite una financiación para comprar un vehículo, lo más probable es que la financiera ofrezca uno de sus seguros de coche. Las coberturas de este producto son variadas, ya que puede desde pagar los daños que causes a otros (a terceros) hasta cubrir todos los daños que sufra tu coche (a todo riesgo).

¿Es conveniente contratar un seguro junto al préstamo?

Tras analizar estas coberturas, es necesario valorar sí al cliente realmente le interesan los seguros que ofrecen las entidades bancarias. En el caso de que usted quiera dejar protegidos a sus herederos, el asociar el préstamo a un seguro de vida puede resultar una alternativa interesante.

Del mismo modo, es importante comparar el precio que ofrecen en su banco respecto a las pólizas de otras aseguradoras. Si el seguro de la entidad financiera es más caro que el de una aseguradora independiente, quizás sea mejor no contratarlo o hacerlo con otra compañía.

No obstante, en el caso de que el banco baje el interés por contratar un seguro suyo, es recomendable que previamente se realicen cuentas para asegurar de que el precio del producto sea conveniente con lo que se ahorrará en intereses.