La Fed anuncia una subida inmediata en los tipos de interés, pero los mantiene todavía sin cambios

Seguirán en un rango de entre el 0% y 0,25%. La elevada inflación provocará el cambio de rumbo

Edificio de la Reserva Federal
Edificio de la Reserva Federal FOTO: JOSHUA ROBERTS REUTERS

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dejó este miércoles sin cambios los tipos de interés en un rango de entre el 0% y 0,25%, pero adelantó que la elevada inflación que se vive en el país lleva a esperar una subida de tipos “pronto”. El banco central estadounidense también decidió seguir con la reducción del ritmo mensual de compra de bonos, y planea eliminarlo por completo a principios de marzo.

La Fed ha defendido que la fortaleza del mercado laboral y el elevado nivel de la inflación, muy por encima de la meta del 2%, permiten confiar en que “pronto” sea apropiado acometer una subida del rango objetivo para los tipos de interés. “Con una inflación muy por encima del 2% y un mercado laboral fuerte, el Comité espera que pronto sea apropiado elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales”, indicó el banco central estadounidense.

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos se situó el pasado mes de diciembre en el 7% en tasa interanual, lo que supuso una aceleración de dos décimas respecto del dato de noviembre y la tasa más elevada registrada en el país desde junio de 1982.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), el organismo de la Fed que decide la política monetaria, ha decidido mantener sin cambios el tipo de interés de referencia en un rango máximo del 0,25%, y confirmó que seguirá reduciendo el ritmo mensual de sus compras netas de activos, lo que permitirá finalizarlas a principios de marzo.

Ante la incertidumbre que todavía genera la pandemia, la entidad cree que las compras y tenencias de valores en curso de la Reserva Federal seguirán fomentando el “buen funcionamiento del mercado y las condiciones financieras acomodaticias”, apoyando así el flujo de crédito a los hogares y las empresas. En su análisis, la Fed destacó que los indicadores de actividad económica y empleo han seguido fortaleciéndose e incluso los sectores más afectados por la pandemia han mejorado, aunque siguen viéndose afectados por el fuerte aumento reciente de casos. Insistió también en que persisten los riesgos para las perspectivas económicas, incluidos los relacionados con nuevas variantes del virus.

En este sentido insiste en que los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a niveles elevados de inflación. Sin embargo, la creación de empleo continúa siendo sólida en los últimos meses pese a la sexta ola y la tasa de paro ha disminuido sustancialmente. “El rumbo de la economía sigue dependiendo del curso del virus”.