Motor

El boom de los coches de ocasión: tres vendidos por cada vehículo nuevo, pero cada vez más viejos y más caros

Se dispara la demanda de segunda mano ante el desabastecimiento de vehículos nuevos en los concesionarios por la crisis de los chips. La media de edad de los automóviles VO que se venden en España es de 10,9 años

El mercado de los vehículos de ocasión
El mercado de los vehículos de ocasión Teresa Gallardo

La pandemia, la crisis económica y los retrasos en las entregas de coches nuevos por culpa de la crisis de los semiconductores han disparado los precios de los automóviles usados, que durante el último trimestre del pasado año incrementaron sus precios como media cerca del 40%, mientras el valor de los coches nuevos lo hizo alrededor de un 15% con variaciones según las marcas. Además, se está notando un aumento e la demanda de los coches más antiguos y esto hace que la media de los coches de segunda mano que han cambiado de propietario durante el pasado ejercicio siga en 10,9 años de antigüedad, según datos de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam.

Esta situación es debida principalmente a tres efectos relacionados entre si. Por una parte, la pandemia ha provocado que cada vez más usuarios del transporte público se inclinen por el transporte privado para evitar posibles contagios, lo que ha incrementado la demanda de coches de segunda mano, que son más asequibles que los nuevos. Por la crisis económica, la demanda se inclina hacia las unidades más baratas, que son las más veteranas.

Y, por otra parte, como por la crisis de semiconductores hay desabastecimiento de unidades de coches nuevos en los concesionarios de la mayoría de las marcas, quienes no pueden adquirir un coche nuevo se inclinan por uno usado con pocos kilómetros, generalmente provenientes de las operaciones de «renting» a menos de cinco años o las renovaciones de automóviles de flotas de las empresas de alquiler.

El mercado de los vehículos de ocasión
El mercado de los vehículos de ocasión Teresa Gallardo

De esta forma, mientras el mercado de coches nuevos no se recupera en las cantidades que se esperaba, el de vehículos de ocasión (VO) continua a buen ritmo como lo demuestran las 565.052 unidades que cambiaron de mano durante el último trimestre del pasado año. En la actualidad se calcula que se venden más de tres coches de segunda mano por cada uno que se matricula nuevo. De todas formas, el crecimiento podría ser mayor si hubiera más disponibilidad de unidades ya que las búsquedas de coches en las páginas web de las empresas han crecido un 35% en los últimos meses. Pero es que también se nota desabastecimiento en coches de segunda mano.

Crisis de los chips

Esta falta de coches tiene una explicación sencilla según Jaime Barez, director de Ganvam, que cree que «esto es una consecuencia de la crisis de los chips, pues genera un efecto en cadena en el mercado de ocasión que se ve lastrado, en buena medida, por la falta de oferta de usados jóvenes como consecuencia de que empresas y alquiladoras no estén «fabricando estos modelos al no poder renovar sus flotas». Por otra parte, los nuevos impuestos de matriculación decretados por el Gobierno a partir del primero de enero, también afectan a este mercado que se nutre en una buena parte de coches de importación. Estos vehículos, al tener que ser rematriculados en España para poder circular, sufren el incremento de las tasas que los vendedores repercuten directamente en el precio final.

Los datos correspondientes al conjunto del pasado año indican, según las fuentes de los vendedores, que la demanda ha crecido en un 71% respecto al año 2020, aunque las operaciones que se han concretado solo lo han hecho en un 9%. Concretamente se han realizado 1.989.622 operaciones de venta de coches usados. Pero es importante señalar que los coches más antiguos son los que más crecimiento de ventas han tenido. Concretamente, los vehículos entre 5 y 8 años han incrementado sus ventas en un 34% y los de mañas de 15 años crecieron un 22%.

Unas cifras que ponen de manifiesto el constante envejecimiento del parque automovilístico español, cuya media se acerca a los once años. Y ello es consecuencia del fracaso del Plan Moves planteado por el Gobierno, que solo prima el achatarramiento de coches viejos que se cambian por nuevos eléctricos en lugar, como han repetido continuamente los fabricantes, de primar igualmente al comprador que achatarre un coche viejo por comprarse uno nuevo menos contaminante. Asimismo, las dotaciones del Moves, además de estar mal planteadas, son insuficientes ya que la prima que ofrece por destruir el coche viejo es normalmente inferior al precio del mercado de coches usados. Y más ahora que los precios de los automóviles de mas edad continúan subiendo.

2022 arranca igual

El año 2022 ha arrancado con la misma dinámica que el conjunto de 2021: en enero se vendieron tres coches de segunda mano por cada uno nuevo, según los datos de las patronales de concesionarios Faconauto y la de distribuidores Ganvam. Los modelos de más de 15 años concentran el 36% del mercado de segunda mano. Su venta creció un 15,3% respecto al mismo mes de 2020. Por comunidades autónomas, en enero Madrid (44%), Castilla-La Mancha (30%) y Cataluña (7%) fueron las únicas comunidades autónomas que mejoraron las cifras del mismo mes de 2020. En términos absolutos, Madrid vendió 22.287 vehículos de ocasión, frente a los 21.713 de Andalucía y los 19.091 de Cataluña.