La guerra de Ucrania desboca el gas y empuja el precio de la luz a su segundo máximo histórico

El precio de MWh será mañana de 366,55 euros. La materia prima necesaria para las centrales de ciclo combinado ronda los 200 euros

Un trabajador en una torre de alta tensión
Un trabajador en una torre de alta tensión

La luz sigue desbocada a rebufo de la invasión de Ucrania. La electricidad en el mercado mayorista alcanzará este sábado los 366,55 euros por megavatio hora (MWh), su precio más alto en 2022 y el segundo más elevado de la historia. Según los datos del Operador del Mercado Ibérico (OMIE), el precio fijado para mañana será un 7,58% superior al de hoy. Además, la luz será un 78,28% más cara que cuando comenzó la invasión rusa de Ucrania, hace ocho días. Por tramos, se superarán los 300 euros/MWh en todas las franjas horarias de la jornada y llegará a alcanzarse los 409,3 euros/MWh entre las 19:00 y las 20:00.

Con respecto al 23 de diciembre del año pasado, cuando el precio alcanzó su actual récord en 383,67 euros/MWh, el precio medio de mañana se quedará solo un 4,46% por debajo de esa cifra. Si se compara con el precio medio de hace un año, el promedio será ocho veces más caro que el que se registró en el primer sábado de marzo de 2021, y en comparación con hace dos años, a las puertas del estallido de la pandemia de la covid, ahora es más de 14 veces más cara.

Desde el inicio de la guerra en Ucrania, los precios de los mercados energéticos no han detenido su ascenso. En el caso de la electricidad, estos aumentos se han visto motivados por el encarecimiento del gas, que se emplea en las centrales de ciclo combinado y marca el precio en la mayoría de los tramos del “pool”. Los contratos de futuros del gas natural negociados en la plataforma holandesa TTF alcanzaron en algunos momentos de ayer nuevos máximos, con casi 200 euros/MWh. Este viernes su cotización se ha relajado hasta los 187,59 euros/MWh.

Para hacer frente a estos incrementos exponenciales que acaban repercutiendo en la factura de los consumidores, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta semana una batería de medidas que incluían una prórroga hasta el 30 de junio de la rebaja fiscal del 21% al 10% del IVA sobre el recibo de la luz, vigente desde el año pasado. También ha anunciado la suspensión del impuesto sobre generación del 7% y bajada del impuesto especial eléctrico del 5,11% al mínimo legal del 0,5%. Igualmente, se prorrogará el recorte temporal a las centrales no emisoras de gas por sus “beneficios caídos del cielo”, aprobado por el Gobierno el pasado octubre, y suavizado semanas después para excluir del mismo la energía vendida en contratos a largo plazo. Asimismo, Sánchez anunció la prórroga del descuento en el bono social eléctrico, invitando a gobiernos autonómicos y municipales a aprobar medidas de protección a consumidores vulnerables.