Opinión

Medio depósito en impuestos

El Gobierno podría aliviar mañana mismo los estratosféricos precios de los carburantes y la luz. La inflación estaba ya desbocada antes de la invasión rusa. El IPC lleva un año triturando niveles que Podemos consideraba razonables para echar a un Gobierno

Erik Montalbán

«Con 20 euros no salgo ya ni de la reserva». Esta era la triste reflexión que hacía anoche una chica en el surtidor de al lado, mientras echaba la gasolina más cara de la historia. El combustible más caro, la luz más cara de la historia, los alimentos más caros… Todo por culpa de Rusia. ¿O no? La inflación desbocada y sin freno que nos vacía los bolsillos se verá agravada, sin duda, por la invasión de Ucrania y sus consecuencias. Pero las voces que han empezado ya a aparecer culpando a la guerra de la subida de los precios solo tratan de ocultar la verdadera cara de la historia y exculpar al Gobierno: antes de la guerra el IPC era ya el más alto en más de 30 años y enlazaba cifras históricamente altas mes tras mes.

Por eso resultan aún más ridículas afirmaciones como esta de 2018 de la ministra Irene Montero, justo ahora hace cuatro años, antes de catar el Gobierno: «El IPC llega al 1,1% por la subida de la luz en apenas dos meses. Sube más la luz que la pensión, pero esto se arregla ahorrando 1€ del café de cada día, trabajando más y con un plan de pensiones privado. Luego se sorprenden de que queramos echarlos y que no vuelvan nunca más». Ya los habéis «echado» hace tiempo y el IPC cerró febrero en el 7,4%. Multiplica por siete el nivel considerado razonable por la ministra de Igualdad para desear un cambio de Gobierno. Y desde hace un año supera cada mes ese 1,1% por el que bramaba Montero. Y por mucho: 1,3% en marzo de 2021; 2,2% en abril; 2,7% en mayo y junio; 2,9% en julio; 3,3% en agosto; 4% en septiembre; 5,4% en octubre; 5,5% en noviembre; 6,5% en diciembre; 6,1% en enero de 2022; y el citado y esperpéntico 7,4% del mes pasado.

Resultado: más de 90 euros por un depósito medio y la luz de hoy a 442 euros MWh, llegando a 500 euros entre las siete y las ocho de la tarde. Hace un año estaba a 27 euros, 16 veces menos. Por eso es buen momento para recordar que cuando llenas el depósito del coche la mitad se va en impuestos que el Gobierno podría aliviar mañana mismo si quisiera. Pero no quiere. Vale que hay que sostener el Estado del Bienestar, pero tampoco hace falta llenar las arcas más de la cuenta a nuestra costa. Luego se sorprenden de que quieran echarlos y que no vuelvan nunca más.