Las gasolineras “low cost” piden aplazar impuestos para no ahogarse con la ayuda de 20 céntimos

La patronal Aesae solicita retrasar el IVA o Sociedades para tener liquidez

Varios coches repostan en una gasolinera en Mejorada del Campo (Madrid)
Varios coches repostan en una gasolinera en Mejorada del Campo (Madrid) FOTO: Alberto Ortega Europa Press

Las estaciones de servicio de menor tamaño siguen buscando soluciones para que la aplicación de la bonificación de los 20 céntimos por litro a los carburantes no las acabe ahogando. La patronal de las «low cost» (Aesae) se reunió el pasado viernes con la directora del Gabinete del Secretario de Estado de Hacienda y su equipo y les expuso la necesidad de retrasar el pago, sin coste, de algún impuesto, como el de Sociedades o el IVA, ya que así «se podrían aliviar las tensiones de liquidez que la mayor parte de las estaciones están soportando en este momento», según explicó la patronal en una nota.

Aesae también solicitó calcular los pagos y los anticipos para el pago de la bonificación conforme a los datos de ventas de marzo de 2022, en lugar de la venta media mensual de 2021, «ya que este último año estuvo marcado por la pandemia y no representa realmente el consumo en las estaciones», explicaron. De igual forma, instaron a Hacienda a «buscar una solución al límite de la bonificación de dos millones de euros, pues esta medida es discriminatoria y perjudica a las empresas con un número de estaciones de servicio importante». Compañías como la jienense Petroprix, que cuenta con algo más de un centenar de gasolineras, tuvo por ejemplo que adelantar un millón de euros el primer fin de semana de aplicación del descuento.

La patronal también pidió que las empresas del sector «cuenten con un formulario con la mayor anticipación posible para que la liquidación de los pagos/anticipos sea efectiva y eficiente».

A pesar de las dificultades económicas a que se están enfrentando las estaciones de servicio por la bonificación, desde Aesae aseguraron que «tras las primeras semanas de la entrada en vigor del RDL 6/2022, queremos aclarar que nuestros socios no han cerrado ninguna de sus estaciones y que siguen abiertas al público con normalidad». La situación, sin embargo, no es similar en todo el sector. El pasado jueves, la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees), la patronal más grande del sector y que aglutina a más de 4.000 estaciones de servicio, asegura que más de 200 de sus asociadas habían tenido que echar el cierre por el anticipo.

Las estaciones «low cost» han adquirido mucha relevancia en España en los últimos años. Según el Observatorio del Real Automóvil Club de España (RACE) presentado ayer, el 21% de los conductores españoles se decantan por ellas para reducir el coste de su factura al repostar.