Montero confirma que no habrá rebaja fiscal y rechaza ligar la subida de los funcionarios con el IPC

Defiende que recortar impuestos “elevaría la deuda y el déficit” y no respetaría la “consolidación fiscal”. Confirma la subida del IPC para las pensiones, pero no para los empleados públicos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, interviene durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso de los Diputados
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, interviene durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso de los Diputados FOTO: Javier Lizón EFE

No habrá bajada de impuestos. Definitivo. La última propuesta económica del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, había abierto la puerta a esta posibilidad ante la necesidad del Gobierno de contar con apoyos en el Congreso para aprobar en los próximos días hitos fundamentales para la estabilidad económica, como el decreto ley con el plan de respuesta a la guerra de Ucrania que se vota el jueves o la revisión del cuadro macroeconómico, ya que antes del 30 de abril deben enviar a Bruselas el Programa de Estabilidad 2022-2025.

Primero fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que echó un jarro de agua fría a esa posibilidad tras afirmar inmediatamente después de su reunión con Feijóo que “no es momento de bajar impuestos en la actual situación de emergencia. Y hoy, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado en declaraciones en Espejo Público que no es posible una bajada fiscal generalizada y que la deflactación de la tarifa del IRPF que plantea el PP “podría agravar la inflación y provocar una espiral” que impidiera corregir el alza de precios en el segundo semestre del año, como prevé el Gobierno.

Montero no ha dudado en cargar con dureza contra el plan económico presentado la pasada semana por el primer partido de la oposición porque todas sus propuestas pasan por una “receta única: rebajar impuestos”. Así, ha advertido de que llevar a cabo esta medida implicaría un recorte del Estado de Bienestar o un agravamiento de la deuda y del déficit público. “El PP, cuando está planteando una bajada fiscal, se está despreocupando de la consolidación fiscal, de cómo se comportará la deuda y el déficit”.

Según ha planteado el PP, el ajuste de la tarifa del IRPF para los tramos por debajo de 40.000 euros beneficiaría a los hogares más afectados por la crisis,. Sin embargo, Montero lo ha rechazado porque cree que también “beneficiaría a las rentas más altas, lo que alimentaría la inflación”, que el Gobierno espera tener corregida en el “segundo semestre” una vez que entren en vigor las medidas para topar el precio del gas. Por ello, se decanta por plantear medidas fiscales “quirúrgicas”, como la bajada del IVA de la electricidad, y otras “específicas” para colectivos vulnerables.

La titular de Hacienda ha reiterado que el propio FMI no ve conveniente hacer una rebaja fiscal generalizada, medida a la que tampoco están recurriendo otros países, que están adoptando reducciones impositivas más acotadas o quirúrgicas, como Francia o la propia España en este escenario marcado por la guerra en Ucrania. Sorprendentemente, también ha asegurado que la recaudación está aumentando no sólo por el alza de la inflación, también por el crecimiento económico y del empleo, que aportan una mayor riqueza, por lo que ha pedido al PP que, cuando hable de esto, “diferencia bien” a qué corresponde cada parte.

Asimismo, ha defendido, como hizo ya el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que las pensiones se revalorizarán las pensiones conforme al IPC, “tal y como establece la ley. Son un colectivo especialmente a proteger” y verán revalorizadas sus nóminas en 2023 “en función del IPC interanual del mes de noviembre”. No piensa de igual forma en el caso de los funcionarios, sobre los que ha reiterado que, siguiendo la “línea de moderación salarial que el Gobierno está pidiendo al sector privado, habrá que llegar a un acuerdo con los sindicatos” sobre la evolución que deberían experimentar los sueldos públicos, advirtiendo que la subida de salarios no se hará respecto al IPC de noviembre como los pensionistas.