La UE reclama a España y Portugal los detalles del plan para bajar la luz

“Todavía no nos han enviado el borrador y esa información es esencial para concluir el análisis”, se queja la Comisión Europea

UE.- Bruselas concluye que todos los países de la eurozona cumplen los requisitos para pedir ayuda al MEDE
España y Portugal deben aún mandar los detalles de su plan de ahorro eléctrico FOTO: picture alliance / Uli Deck/dpa

La Comisión Europea reclamó este lunes a España y Portugal que envíen formalmente los detalles de su propuesta para limitar el precio del gas en el mercado de la electricidad y bajar así la factura de la luz, puesto que sin esta información no puede concluir su análisis de la medida.

“Tras el acuerdo político alcanzado el 26 de abril, la Comisión Europa espera las medidas detalladas de España y Portugal, que todavía no han sido enviadas formalmente o en formato de borrador”, informó una portavoz del Ejecutivo comunitario.

“Esto es información esencial sin la cual la Comisión no pude concluir su análisis”, expresó a continuación, para después aclarar que “los contactos técnicos continuarán sobre la base de la información aportada” por las autoridades españolas y lusas.

Bruselas, añadió la portavoz, está “comprometida” a evaluar “urgentemente” si la propuesta hispano-lusa “está alineada tanto con las normas de ayudas de Estado de la UE como con la legislación del mercado interior de la energía”.

Madrid y Lisboa alcanzaron la pasada semana un acuerdo “político” con la Comisión Europea para limitar el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad, pacto que ahora, no obstante, debe ser validado formalmente por los servicios comunitarios de Competencia.

El acuerdo, según detallaron en una rueda de prensa la vicepresidenta de Transición ecológica, Teresa Ribera, y su homólogo portugués, Duarte Cordeiro, tendrá una vigencia de doce meses y el precio medio del gas durante todo ese periodo será de 50 megavatios por hora (MWh), aunque en el inicio del mismo sería de 40 MWh.

Aunque en un primer momento el objetivo del Gobierno español era que fuese aprobado en el Consejo de Ministros de hoy, Ribera reconoció ayer que lo más probable era que el procedimiento se demorase al menos una semana más.