España, líder de todos los paros en Europa: dobla la tasa de la zona euro

El desempleo subió en marzo al 13,5% por el 6,8 de media de la eurozona, una décima menos, según Eurostat. También es la que más jóvenes sin trabajo tiene, el 29,6%

Tasa de paro abril 2022
Tasa de paro abril 2022 FOTO: Teresa Gallardo

España duplicó en marzo la tasa de desempleo de la eurozona, una brecha aún más holgada respecto al conjunto de la UE. Mientras en España el paro subió una décima el pasado marzo, para situarse en el 13,5%, en la zona euro se situó en el 6,8%, una décima por debajo del mes anterior. Los datos confirman el estancamiento del mercado laboral.

En el conjunto de la Unión Europea, la tasa fue del 6,2%, según datos de la oficina estadística comunitaria, Eurostat, publicados hoy. Un año antes, en marzo de 2021, el paro se situaba en el 8,2% en la zona euro y en el 7,5 % en la Unión Europea, por lo que la caída interanual fue de 1,4 y 1,3 puntos porcentuales, respectivamente.

Entre los Veintisiete, las mayores tasas de paro correspondieron a España, con un 13,5%; Grecia, con un 12,9%; e Italia, con un 8,3%. Por el contrario, las menores cifras de paro se observaron en República Checa (2,3%), Alemania (2,9%) y Polonia y Malta (ambos con 3%).

En el caso de los menores de 25 años, la tasa de paro de la zona euro y del conjunto de la UE en marzo fue del 13,9%, frente al 14% del mes anterior. En términos absolutos, el número de jóvenes desempleados en la UE alcanzó en el tercer mes del año los 2,579 millones de personas, de los que 2,098 millones correspondían a la eurozona.

En el caso de España, en marzo de 2022 se contabilizaron 3,164 millones de personas sin empleo, de las cuales 479.000 eran menores de 25 años. De esta forma, la tasa de paro de juvenil de España fue del 29,6%, la más alta entre los Veintisiete, por delante del 27,2% de Grecia y del 24,5% de Italia.

Tasa de paro abril 2022
Tasa de paro abril 2022 FOTO: Teresa Gallardo

El mercado laboral da síntomas de agotamiento evidentes. Lo reflejan los datos y lo certifican organismos independientes como el Banco de España. “El aumento del empleo se habría situado ligeramente por debajo del que sería coherente con el comportamiento histórico de la afiliación en estos (tres primeros) meses. La evolución del empleo en el conjunto del trimestre llevaría a un nuevo descenso, aunque más moderado de la tasa de paro que el observado a finales de 2021″, destaca la institución en su extenso informe en el que rebajaba un 0,9% su previsión de crecimiento para 2022, hasta situarla en el 4,5%. El consumo interno, por los 85.000 millones de ahorro embolsado durante la pandemia por la clase media, es ahora mismo el salvavidas del mercado laboral.

Según estimaciones de la oficina estadística europea, en la UE había el pasado marzo 13,3 millones de personas desempleadas, de las que 11,2 millones se encontraban en los países de la moneda única. En comparación con febrero de 2022, había 85.000 personas desempleadas menos en marzo en los Veintisiete, de quienes 76.000 se encontraban en los Estados de la zona del euro. Con respecto a marzo de 2021, en la UE había el pasado marzo 2,3 millones de parados menos, de los que 1,9 millones estaban en los países de la eurozona.

La Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año , un periodo de habitual retroceso en las cifras de empleo, certificó las malas perspectivas. Así, el paro subió en 70.900 personas entre enero y marzo, lo que supone casi un 2,3% más que en el trimestre anterior, mientras que la ocupación se redujo en 100.200 puestos de trabajo (-0,5%) y se contrae casi a niveles del primer trimestre de 2019, cuando se destruyeron 93.400 empleos.