La cesta de la compra de los recién nacidos también se encarece por la inflación: sube un 36%

Este aumento de precios no afecta solo a los productos de higiene y lactancia, sino también al primer equipamiento para un bebé (carrito, cuna, ropa, etc.), que hoy en día cuesta 1.615,35 euros, un 5% más que hace seis años

Sexta semana del estado de alarma
Una mujer empuja un carrito de bebé en Sant Jordi (Mallorca) FOTO: CATI CLADERA EFE

Que los españoles no tienen hijos o, al menos, no todos los que les gustaría, en un hecho. El porqué de esta problemática es bastante simple. Los niños siguen viniendo con un pan bajo el brazo, pero también con facturas cada vez más elevadas y más difíciles de afrontar por unos padres con escasa estabilidad económica. El Indicador coyuntural de fecundidad -número medio de hijos por mujer- en España fue de 1,19 hijos en 2020, el último año disponible. Si se echa la vista atrás, la tasa de natalidad se ha reducido un 29,85% en apenas 10 años (de 2010 a 2020), según datos del INE. El coste de la vida, las dificultades de acceso a la vivienda, la avanzada edad media de emancipación, la falta de estabilidad económica y el lastre que siguen suponiendo los cuidados en la carrera laboral de las mujeres son los principales factores que llevan a que miles de españoles aplacen o descarten la posibilidad de tener hijos. De todos ellos, el que más quebraderos de cabeza está ocasionando estos últimos meses es la subida generalizada de precios.

La inflación se situó en abril en el 8,4%, según el dato adelantado publicado recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta tasa supone un retroceso respecto a la registrada en marzo, cuando alcanzó el 9,8% anual, la tasa más alta en 37 años, pero sigue siendo muy elevada. Además, la mala noticia es que la inflación subyacente -un indicador a largo plazo que excluye del cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos debido a su carácter transitorio- escala al 4,4%, su nivel más elevado desde finales de 1995. Este contexto inflacionista también tiene sus efectos negativos en la cesta de la compra, que a su vez incide en el planteamiento de ser padres o no.

Según la última investigación de mercado elaborada por el comparador idealo.es, en los últimos seis años el coste de los productos de higiene infantil y de lactancia ha aumentado un 31% y un 41%, respectivamente. En conclusión, la cesta de la compra para los bebés de la casa ha crecido un 36%.

El análisis elaborado por idealo.es también desvela que el precio medio de un primer equipamiento para un bebé (carrito, cuna, ropa, etc.) hoy en día se sitúa en los 1.615,35 euros, un 5% mayor que al de hace seis años. Estas cifras son algo que la mayoría de los potenciales padres tienen que tener en cuenta, ya que hay que recordar que el Salario Mínimo Interprofesional en España se sitúa en los 1.000 euros al mes.

Las alternativas sostenibles, hasta un 153% más caras

Los pañales son el gasto más recurrente de la factura de un recién nacido. De hecho, según los datos recopilados por idealo, al mes el gasto en estos productos se mueve en una horquilla de entre 38,77 euros y 62,40 euros, dependiendo de la marca que se escoja. “Teniendo en cuenta que de media los niños suelen estar tres años utilizando estos bienes, la inversión total se mueve entre los 1.395,72 euros y los 2.246,4 euros”, calcula idealo.

El impacto medioambiental de los pañales es una preocupación cada vez más extendida entre los padres. Por ello, cada vez son más los que optan por alternativas sostenibles cuyo coste mensual se eleva hasta los 98,4 euros. Esto hace que la inversión total en pañales ecofriendly alcance los 3.542,4 euros, es decir, el doble, un 153% más, que si se escogiese la marca del distribuidor, conocida popularmente como marca blanca.

“La inflación y los problemas de liquidez son una de las grandes razones por las que las familias españoles no se animan a tener un hijo, ya que hay que tener en cuenta que existen productos que en los últimos años han llegado a triplicar su valor”, afirma Kike Aganzo, responble de comunicación de idealo.es, y añade que “este alza de precios también afecta a aquellos padres que quieren cuidar a su hijo de forma sostenible, ya que, como revela el estudio hecho por idealo, la inversión en pañales ecofriendly duplica a los de marca de distribuidor”.