Los áticos, hasta un 25% más caros que un piso en altura

Según Tecnitasa, este tipo de viviendas cuestas una media de 2.000 euros el metro cuadrado, frente a los 1.650 de una “normal”

Ático en Torremolinos, Málaga
Ático en Torremolinos, Málaga FOTO: Idealista

Los áticos están teniendo desde hace años una mayor demanda que el resto de pisos del mismo inmueble, lo que está provocando que sus precios se encarezcan porque su número, además, es muy limitado en cualquier promoción. En aquellas comunidades donde su demanda es mayor, y que se corresponden en muchos casos con las que tienen costa, además de Madrid, su coste es de media un 25% superior al de otros pisos de las mismas características, según un informe elaborado por Tecnitasa, compañía de valoración, consultoría y sostenibilidad. Según dicho informe, mientras que una vivienda de las mismas características de un ático tiene un coste medio de 1.650 euros por metro cuadrado, el del ático supera los 2.000 euros.

La comunidad autónoma que tiene el mayor diferencial de precios es Asturias, donde adquirir una última vivienda con terraza es un 39% más caro. Comprar un ático costaría 2.102 euros, frente a los 1.507 euros de una vivienda “normal”. La comunidad autónoma vecina, Cantabria, es por el contrario en la que se puede adquirir un ático con menor esfuerzo inversor frente a un piso, al tener solo que incrementar un 15% el importe del metro cuadrado y pagar 1.891euros por un ático frente a 1.649 euros de un piso.

El estudio de Tecnitasa demuestra que existe una gran uniformidad, en la gran mayoría de las comunidades estudiadas, en cuanto al valor del incremento del precio del metro de un piso frente al ático. Prácticamente, la totalidad de las comunidades mantienen una horquilla entre el 19% y el 23% de incremento de precios de los áticos. País Vasco, Madrid y Comunidad Valenciana entre un 22 y un 23%, Cataluña y Galicia un incremento del 20% y Canarias, Murcia y las Islas Baleares un 19%. Aunque Madrid y el País Vasco son los territorios donde cuesta más adquirir un ático, con precios unitarios que rondan o superan los 4.000 euros el metro cuadrado, comprar un ático de 95 metros cuadrados costaría 193.000 euros frente a los 157.000 euros de un piso de una planta intermedia de ese mismo edificio.

El gusto por comprar una última vivienda es, como explican desde Tecnitasa, muy subjetivo pues tiene sus enormes ventajas y alguna desventaja. El poder tener vistas espectaculares a la sierra o al mar o simplemente poder observar desde la altura el resto de la ciudad es lo que más atrae a los compradores; unido a que puedan tener una amplia terraza o piscina o que no tengan vecinos arriba que puedan molestarles. Por el contrario, existe alguna desventaja como las inclemencias del tiempo que pueden afectar en mayor medida a estos inmuebles, con más calor en verano y frío en invierno. Además, precisa de un mayor mantenimiento por posibles filtraciones y un mejor aislamiento.