Esto es lo que puede hacer con un inquilino moroso

Algunas personas tienen que dedicar hasta el 50% de sus ingresos para el pago de la cuota del alquiler

Cartel de Moroso
Cartel de Moroso FOTO: La Razón La Razón

El alquiler puede suponer una de las mejores opciones cuando una persona tiene una vivienda vacía en propiedad, ya que a través de esta operación se puede obtener rentabilidad e ingresos a la vez que este inmueble se revaloriza.

No obstante, pese a que puede ser un negocio muy lucrativo, la cuota del alquiler es uno de los factores que más influye en los gastos mensuales de cualquier ciudadano, haciendo que haya personas que tengan que dedicar hasta el 50% de sus ingresos para la renta, por lo que cada vez son más los inquilinos que se encuentran en situación de impago.

Pese a que los retrasos en pagar el alquiler pueden ocurrir, si la demora se extiende y no se llega a cobrar una mensualidad, no es de extrañar que salten las alarmas de los propietarios de pisos de alquiler, haciendo que muchos de ellos se lleguen a plantear directamente la venta de sus casas.

Antes de pasar a la vía judicial, lo ideal será que el propietario comunique esta situación al inquilino, llegando a enviar un burofax en caso de que fuese necesario. Sin embargo, si la deuda no se solventa, ambas partes deberán ir a juicio, además de poder finalizar el contrato o incluso emprender un proceso de desahucio por imago.

¿Cómo puedo echar a los inquilinos morosos?

En el caso de que los inquilinos sean solventes, el propietario puede intentar reclamar el dinero que le deban para poder recuperar la deuda, pero en el caso de que no lo sean, lo principal será centrarse en recuperar la vivienda, ya que lo más probable es que el propietario no reciba las mensualidades del alquiler.

Desahucio de un moroso

El proceso de desahucio en el país se resuelve en un plazo medio de entre seis y ocho meses; y durante ese periodo, los inquilinos podrán seguir viviendo gratis en la vivienda, cosa que el propietario debe evitar a toda costa.

Después de la admisión a trámite de la demanda, el juzgado da al inquilino moroso un plazo de 20 días para que conteste, y fija las fechas del juicio y del posterior lanzamiento, momento en el que el propietario podrá recuperar su inmueble si todo sale bien.

Asimismo, antes de la celebración de dicho juicio, el inquilino moroso puede pagar lo que debe a través de un depósito en el juzgado o ante notario, agilizando así el proceso de desahucio. En este sentido, el propietario podrá perdonar parte o toda la deuda para que el inquilino abandono el piso en el plazo pactado.

¿Cómo se pueden evitar inquilinos morosos?

Para evitar toparse con inquilinos que no pagan, lo mejor es prevenir antes de llegar a esa situación conociendo a la persona a la que se va a alquilar la casa y comrpobar si esta se encuentra en el registro de inquilinos morosos, fichero online que analiza el perfil de los candidatos. Asimismo, para mayor seguridad, a la hora de escoger un inquilino, a este se le puede pedir la siguiente información:

  • Documento de identidad.
  • Información económica: tres últimas nóminas, certificado bancario, declaración de IVA e IRPF (en caso de que sea autónomo)o contrato de trabajo, entre otros.