Los hoteleros, ante la congelación de precios del Imserso anunciada por Belarra: “Nos aboca a la ruina”

La patronal Hosbec pide la dimisión de la ministra de Podemos por prorrogar los viajes del Imserso sin revisar al alza los precios en plena espiral inflacionista

Varios pensionistas colocan su sombrilla en primera línea de playa
Varios pensionistas colocan su sombrilla en primera línea de playa

Este pasado miércoles 1 de junio el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 anunció su decisión de prorrogar el programa del Imserso con las mismas condiciones para la siguiente anualidad, tanto en lo que se refiere a las empresas adjudicatarias y al número de plazas ofertadas como al precio de los viajes, que queda congelado. Para el sector hotelero, que el ministerio del que depende el Imserso no haya tenido en cuenta el efecto de la inflación es la gota que colma el vaso. “No entendemos nada, salvo que el objetivo del Ministerio de Derechos Sociales sea terminar con este programa”, denuncia Nuria Montes, secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera y Turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec), en declaraciones a LA RAZÓN. Ante esta decisión, la patronal ha pedido la dimisión de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

El programa del Imserso del año pasado pasó por un proceso de licitación y en esa misma licitación se estableció la posibilidad de llevar a cabo dos prórrogas, que son potestativas para la Administración y su cumplimiento es obligatorio por parte de los adjudicatarios, que son Mundiplan en el caso del lote 1 (costa peninsular) y lote 2 (costa insular), y Mundosenior para el lote 3 (turismo interior). Por lo tanto, tras anunciarse la prórroga, las mismas empresas gestionarán los viajes de la temporada 2022-2023.

Al igual que en la actual convocatoria, se ofertarán 816.029 plazas, aunque tal y como declaró la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, “se podrá ampliar en número de plazas si así se requiere”. En los viajes de este año no ha sido necesario ampliar plazas, al contrario. De las 816.029 plazas, solo se han realizado 500.000 viajes, es decir, el 61% de los disponibles. No obstante, las expectativas de Ione Belarra para 2022-2023 son más positivas, ya que según sus previsiones esta será la campaña de la “normalidad total y con recuperación del 100% de ocupación.

Los precios tampoco variarán. Ione Belarra afirmó ayer que la convocatoria 2022-23 de los viajes del Imserso se desarrollará “sin modificar los precios que pagan las personas mayores, que no tendrán ni un céntimo de subida en los viajes”. Todo ello, a pesar del incremento generalizado de costes que ha sufrido el sector turístico por la inflación. “El problema es que este marco económico invariable aboca a la ruina a aquellos hoteles que vayan a participar porque las pérdidas serán cuantiosísimas”, plantea la secretaria general de Hosbec.

La búsqueda de hoteles y empresas de transporte que quieran participar en el programa ha comenzado. Según las fechas estimadas por Hosbec, lo habitual es que a mediados de septiembre se pongan a la venta los paquetes turísticos en las agencias y que, tras el puente del 12 de octubre, arranquen los primeros viajes de la temporada 2022-2023. De hecho, el Imserso ha explicado a LA RAZÓN que en cuestión de pocos día se realizará el envío de cartas a los usuarios con todas la información para acreditarse. La cuestión es ver ahora qué empresas están en la posición de ofrecer servicios al Imserso por un precio tan bajo sin que esto les suponga la ruina absoluta. Y es que el programa del Imserso ha dejado de ser un salvavidas para el sector turístico en temporada baja para convertirse en un bloque de cemento atado a sus pies.

Los hoteles reciben 22 euros por persona al día

“Este programa ya era una ruina desde hace años y ahora ya con el incremento de costes es imposible que se pueda mantener al ridículo precio de 22 euros”, critica Montes. “Esperamos que la ministra nos pueda dar la clave de cuadrar este programa de vacaciones con incrementos de los principales costes hoteleros: el coste laboral, con un 4,5% de incrementos de salarios firmados la pasada semana; el coste de alimentación y bebidas, con más de un 20% de incremento; y el coste energético con una subida del 150%”, señaló en este sentido el presidente de Hosbec, Toni Mayor, en un comunicado.

El precio fijado por el Imserso y los adjudicatarios “obliga a los hoteles españoles a trabajar a un precio neto de 22 euros por persona y día, y en este presupuesto económico se incluye, alojamiento, pensión completa con vino y agua incluido, wifi gratis, calefacción y aire acondicionado y todos los servicios de un hotel de su categoría”, explica Mayor .”Cualquier persona sabe que el precio de 22 euros está completamente fuera del mercado”, añade Nuria Montes, quien afea que “ni siquiera el pliego prevea la actualización de aportaciones, tanto del Estado como del usuario al IPC”.

“En enero ya mandamos cartas al Ministerio e incluso al presidente del Gobierno advirtiendo de la necesidad de convocar un nuevo concurso porque el marco económico estaba fuera de toda realidad y condenaba de nuevo la ruina al sector”, declara la secretaria general de Hosbec. “Nosotros nos preguntamos por qué esta inquina contra el sector turístico. ¿Por qué se revisan los contratos de obras de otras cosas y este no se revisa? ¿Los trabajadores del sector turístico son menos que los de otros sectores o merecemos un trato más vejatorio por parte del Ministerio? ¿Los mayores que viajan merecen un producto devaluado por la incompetencia política de la gente que está al frente del Ministerio?”, cuestiona Nuria Montes.

El transporte, también afectado por el precio de la gasolina

Pero el problema de los precios no solo atañe a los hoteleros, sino también a las empresas de transporte. “¿Cómo es posible que una empresa de transporte ofrezca su servicio al mismo precio de 2019 cuando ahora la gasolina cuesta el doble? Es inviable”, subraya Montes. “No entendemos nada, salvo que el objetivo del Ministerio de Derechos Sociales sea terminar con este programa. Y es que van a terminar con él por dejarlo morir de ruina”, denuncia.

Frente a las palabras de la ministra Belarra, que ha celebrado la reanudación de un programa “tan importante para las personas mayores”, Toni Mayor ha pedido “su inmediata dimisión y relevo en sus responsabilidades, porque no es ningún éxito sino la ruina para muchos empresarios después de dos años de sufrimiento sin precedentes”. “Un gobierno que se denomina progresista mucho tendrá que explicar en el escenario que nos ha creado”, concluye Nuria Montes, haciendo referencia a la importancia de que los viajes del Imserso sobrevivan por su gran papel social.