Foro de Liderazgo Femenino 2022: La posición de la mujer en la empresa

LA RAZÓN reunió a seis mujeres directivas para hablar sobre los avances y retos con los que acabar con la desigualdad en las empresas

“Vamos avanzando, pero aún hay mucho que hacer”, fue el consenso entre los participantes del Foro de Liderazgo Femenino 2022 celebrado por LA RAZÓN durante la tarde del miércoles 8 de junio. Una reunión en la que se discutieron diferentes temas relacionados con la vida profesional de las mujeres, la igualdad en las empresas, las cuotas de género, y cómo equilibrar la maternidad con una carrera dedicada. Todo ello desde la experiencia de mujeres que destacan en sus empresas.

Las participantes han sido Fabricia Abreu, Directora de Diversidad e Inclusión de Iberdrola; Patricia Guisasola, Directora de People and Culture para España y Portugal de Philip Morris; Remedios Navarro Escrivá, Cofundadora de Mifarma y Directora de Desarrollo de Negocio; Ximena Guzmán, Brand Director de Hawkers, Raquel Tapia, Directora General de Sanofi Speciality Care Iberia y Elena Álvarez, Directora de MCR International y Cofundadora de Mujeres en Farma.

Francisco Marhuenda, director de LA RAZÓN fue el encargo de inaugurar el foro. En su discurso, quiso marcar los avances conseguidos hasta el día de hoy, reconociendo la aún existencia de la desigualdad en la sociedad empresarial: “La igualdad ha avanzado de forma notable, pero el machismo todavía existe, de todos modos”, señalaba, asegurando que “queda muchísimo camino por recorrer”.

Se puso sobre la mesa la cuestión de por qué sigue habiendo tanta diferencia entre el número de directivos y directivas, ya que las estadísticas dicen que de los puestos directivos en España, solo un 7% son ocupados por mujeres. Sobre esto, Patricia Guisasola, de Philip Morris, habló acerca de la responsabilidad que tienen las grandes empresas de poner el ejemplo, y Raquel Tapia, en representación de Iberia, hizo hincapié en la falta de modelos a seguir femeninos que hacen que las mujeres jóvenes se sientan inspiradas para aspirar a una carrera de directiva.

Después se tocó el tema de la maternidad, y sobre cómo a veces es complicado combinar las responsabilidades en la oficina con el tiempo de calidad con los hijos. El tema sensible que se abordó fue el de la culpa. Las participantes hablaron sobre cómo muchas veces, al no estar en casa para acompañar a sus hijos a desayunar o llevarlos al colegio, muchas aseguraban sentirse culpables por ser “malas madres”, mientras que los hombres pueden pasar todo el día en el trabajo, viéndose mucho más natural.

Elena Álvarez, de MCR y Mujeres en Farma, compartió como anécdota personal que ella misma al ser “headhunter” (o cazatalentos) alguna vez ha dudado en contratar una mujer porque en la entrevista mencionó que tenía tres hijos menores de tres años. Pero la actitud de la mujer fue definitiva para incluirla en el proceso, que fuera la candidata seleccionada, y que asumiera la nueva posición con éxito. Un buen ejemplo de que los hijos no son una limitación para asumir retos profesionales.

Esto llevó la conversación hacia cómo en ocasiones las mujeres somos las primeras que nos criticamos, juzgamos o nos apoyamos poco entre nosotras. Como, por ejemplo, en los grupos de WhatsApp de madres del colegio -en los que rara vez hay padres-, y alguna se enoja porque las madres que trabajan no contestan de inmediato.

Remedios Navarro, de MiFarma, compartió que en general las mujeres a diferencia de los hombres “pensamos más las cosas” y nos “da miedo pedir permisos”: “A veces las mujeres negocian mucho menos los sueldos”, aseguraba. Parte del cambio hacia la paridad empieza por una misma.

Para cerrar, Ximena Guzmán, de Hawkers, declaró: “Si bien el tema del techo de cristal -la limitación del ascenso laboral- puede sonar trillado, es cierto que sigue ahí. Si aburre a la gente a decirlo, quizás por eso sigue ahí”. Así, el Foro de Liderazgo Femenino 2022 terminó con una foto de familia y el consenso de que aún queda mucho camino por recorrer.