La gasolina supera por primera vez los dos euros el litro y se come por completo el descuento del Gobierno

Alcanza un precio de 2,048 euros el litro, que se reduce a 1,848 tras aplicar el descuento de 20 céntimos. La ayuda estatal queda sin efecto, ya que la gasolina cuesta ahora más que cuando no estaba en vigor

Los peores pronósticos se han cumplido. El precio de la gasolina ha superado por primera vez la barrera de los dos euros por litro de media. Según el último Boletín Petrolero de la Unión Europea, la gasolina ha alcanzado un nuevo máximo histórico tras encadenar siete semanas de subidas y ya se come la totalidad de la subvención de 20 céntimos por litro que entró en vigor el pasado mes de abril.

El precio medio del litro de gasolina se ha situado entre el 31 de mayo y el 6 de junio en los 2,048 euros, tras registrar una subida del 4,5% respecto a la semana anterior. Ese importe medio incluye los impuestos, pero no refleja el descuento que entró en vigor desde el pasado 1 de abril de al menos 20 céntimos por litro, ya que hay descuentos superiores, dependiendo de la petrolera.

Contando con esa subvención, el precio del litro de gasolina se sitúa en 1,848 euros y bate el récord de 1,844 registrado el pasado marzo. El precio actual con el descuento de 20 céntimos es ya más caro que en la última semana de marzo (1,818 euros), antes de que se comenzará a aplicar la bonificación, con lo que el encarecimiento registrado por este carburante no solo ha absorbido la totalidad de la ayuda, sino que la gasolina está tres céntimos más cara que antes de su entrada en vigor.

Por su parte, entre el 31 de mayo y el 6 de junio, los consumidores pagaron el litro de gasóleo a una media de 1,916 euros, que con el descuento desciende a 1,716 euros. Aunque el gasóleo registra una evolución desde principios de marzo más favorable que la de la gasolina, es un 3,9% más caro tras subir por primera vez en el último mes. Pese a ello, al aplicar la rebaja de los 20 céntimos por litro, su importe sigue siendo 12 céntimos inferior que a finales de marzo, cuando costaba 1,837 euros el litro.

Según los cálculos realizado por LA RAZÓN a partir de los datos extraídos de Geoportal Gasolineras, una plataforma del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la gasolina está ya a dos euros o más en el 87% de las estaciones de servicio de España y el gasóleo en el 56%.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 112,68 euros, cuatro euros y 56 céntimos más que la semana anterior, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 105,44 euros, tres euros y 58 céntimos más que en la última referencia. Con respecto a hace un año, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido un 51,6%, mientras que en el caso del gasóleo es un 58% más caro, aunque sin tener en cuenta la bonificación vigente actualmente.

Por encima de los niveles de la UE

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo de la media de la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 2,061 euros por litro y el del gasoil en 1,942 euros. Sin embargo, tras la fuerte subida de esta última semana, es ya superior a la media de los países de la UE que se sitúa en los 2,018 euros por litro en la gasolina y en 1,908 en el diésel. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese al IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Hacienda estudiará imponer una “aportación adicional” a petroleras y eléctricas

El descuento de 20 céntimos, vigente inicialmente hasta el 30 de junio, se ha prorrogado otros tres meses y el Gobierno ha afirmado este mismo jueves que se mantendrán mientras los precios estén altos. De cara a la discusión sobre los Presupuestos de 2023, el Ejecutivo analizará si se debe poner en marcha “algún tipo de aportación adicional” por parte de grandes petroleras o empresas de electricidad si están teniendo márgenes de beneficios “que en este momento puedan ser no justificados”. Así lo ha avanzado la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, durante una entrevista en ‘El Programa de Ana Rosa de Telecinco, recogida por Europa Press.

“Todo el mundo asistimos con perplejidad a que, pese a la ayuda, los precios del petróleo sigan subiendo. Esto es un elemento que tenemos que ver que en el menor plazo posible se pueda combatir”, ha remarcado la ministra, quien ha afirmado que gracias a la bonificación se ha impedido que en este momento haya precios aún “más desorbitados” respecto a la gasolina.

Además, la titular de Hacienda ha defendido que la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) ha señalado en los diferentes informes sobre esta bonificación que no está apreciando “ningún tipo de situación irregular por parte del mercado” de las gasolinas. No obstante, un estudio econométrico publicado recientemente bajo el título “El efecto del descuento de 20 céntimos sobre los precios de gasolinas y diésel en España”, concluía que los precios de los carburantes se han incrementado, en media, cinco céntimos de euros, la cuantía que debían rebajar las petroleras -los otros 15 corren en su caso a cargo del Estado-.