Fiasco del tope al gas: la luz será hoy 10 euros más cara que ayer

El precio de la electricidad queda en los 165,59 euros el megavatio hora de media para mañana tras la entrada en vigor de la “excepción ibérica”, superior si se le suma la compensación a las centrales de gas (225 euros MWh) al precio de hoy (214 euros MWh)

Descalabro total en el estreno del mecanismo para abaratar el precio de la luz limitando el del gas para generación eléctrica. Ni es oro todo lo que reluce ni la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, eligió el mejor día para estrenarlo hoy (el precio se fija el día antes, o sea ayer) en plena ola de calor. Y es que, el tope al gas hace bueno el dicho de desvestir un santo para vestir a otro. Con todos los costes añadidos (las compensaciones a las centrales de gas) los precios serán hoy aún más caros que ayer: más de 10 euros.

Vayamos por partes. Sin las compensaciones y ajustes que pagan los consumidores por poner en marcha dicho mecanismo, el precio de la luz ya será de partida un 82% más caro que hace un año pese a la entrada en funcionamiento de la denominada excepción ibérica, que ha dejado el precio “puro” de la electricidad en los 165,59 euros el megavatio hora de media para hoy, según los datos del operador OMIE. El precio máximo será de 194 euros MWh, mientras que el mínimo se sitúa en los 144 euros MWh. Ese rango queda lejos de la primera estimación de precios que fijó el Gobierno por el impacto de topar los precios del gas para producir electricidad. Ahí viene la letra pequeña.

A mediados de mayo, el Ejecutivo estimó que el tope del gas permitiría rebajar un 40% los precios del mercado mayorista, hasta los 130 euros MWh. Luego se reconocía que había que sumar la compensación a las energéticas, con lo que la rebaja se quedaba en el 15%. Así, según las últimas estimaciones remitidas a Bruselas, el precio de la luz en el ‘pool’ eléctrico se situaría de media en 126 euros MWh sin incluir la compensación a las plantas y en 174,4 euros MWh teniendo en cuenta esta “contribución” de ajuste.

Incluso sin ese ajuste a las centrales de gas (que pagan quienes se beneficien del mecanismo), el mismo día de autos de hace un año (un martes 15 en vez de un miércoles 15), el precio medio aritmético del mercado diario quedó en los 90,95 euros el megavatio hora, un 82% inferior. El precio máximo quedó en los 100 euros MWh mientras el mínimo fue de 81,2 euros MWh.

Es precisamente esa compensación la que pone en duda la utilidad del mecanismo diseñado por el Gobierno ya que a esos 165,59 euros MWh de media para mañana se deben incorporar la compensación que pagará la demanda a las centrales de cogeneración y a los ciclos combinados. Según datos de OMIE, este cargo, que se calcula de manera horaria, rondará una media de 59 euros/MWh para hoy, que será abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada. Con esos ajustes, el precio será hoy de 225 euros MWh, superior incluso al de ayer, un fiasco mayúsculo para el Gobierno en el estreno del mecanismo que pretendía abaratar el recibo eléctrico.

Sin contar esos ajustes, la entrada en funcionamiento del mecanismo que pone en marcha el denominado tope del gas (por el que los precios de esta materia prima para generación eléctrica quedarán en un promedio de 48,75 euros el MWh durante los próximos 12 meses), son un 22,6% inferiores a los 214,05 euros MWh de media que marca la electricidad el día de ayer (con un precio máximo de 242,27 euros MWh y un precio mínimo de 194 euros MWh). De hecho, esos 165,59 euros MWh de media para hoy son el valor más bajo en lo que va de junio y su nivel más bajo desde el pasado 29 de mayo. El precio máximo de la luz para este 15 de junio, sin contar los ajustes, se registrará entre las 01.00 y las 02.00 horas, con 194,07 euros/MWh, mientras que el mínimo para la jornada, de 144,17 euros/MWh, se registrará entre las 16.00 y las 17.00 horas. De esta manera, no habrá ninguna franja horaria a lo largo de la jornada que supere los 200 euros/MWh.

La culpa es... del calor

El departamento de Ribera aseguró ayer que en ausencia del mecanismo, cuya correcta aplicación está supervisando la CNMC, los precios en España habrían subido hasta el entorno de los 240 euros el MWh, “lo que pone de manifiesto su eficacia para reducir el precio de la electricidad”. Otra cosa es la realidad que paguen luego los consumidores ya que el Ministerio se escuda en que el coste del ajuste a las centrales de gas, que se repercute sobre los hogares y las empresas que se benefician del mecanismo, se ha ido a 59 euros el MWh “por culpa de la ola de calor”. “Esta ha elevado la demanda casi 80 gigavatios hora, hay poca producción eólica (ha caído a 78 GWh) y las plantas de gas alcanzarán mañana su máxima producción en el último año, 373 GWh. Como resultado de estas circunstancias excepcionales, el coste del ajuste eleva el precio total a 225 euros el MWh, aún por debajo del que habría sin el mecanismo, del orden de 240 euros el MWh”.

“El resultado es, por lo tanto, claramente favorable para los consumidores y garantiza su protección frente a los elevados precios de la energía durante los próximos meses, sobre todo en invierno”, sostiene el Ministerio.

Los precios del “pool” repercuten directamente en la tarifa regulada -el denominado PVPC-, a la que están acogidos casi 11 millones de hogares en el país, y sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre. De hecho, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha constatado que en 2021, en el marco de la espiral alcista de la energía, alrededor de 1,25 millones de personas pasaron del PVPC a una tarifa en el mercado libre a precio fijo.