El crédito bancario aumenta y la morosidad baja en abril a la espera del golpe de la inflación

La tasa de mora de las entidades de crédito cae por debajo del 4,2% en abril. Las provisiones de las entidades de crédito se situaron en 35.319 millones de euros al cierre de abril de 2022

Sede del Banco de España en Madrid
Sede del Banco de España en Madrid

Empresas y hogares aguantan, de momento, el impacto de la guerra de Ucrania, los últimos coletazos de la pandemia y el acoso de la inflación desmedida hasta abril, a la espera de los datos de mayo y del presente junio, en el que los precios energéticos y la bajada del consumo puede marcar la inflexión en estos indicativos.

Según reflejan los datos provisionales del Banco de España, la morosidad de los préstamos concedidos por el total de entidades de crédito a empresas y particulares mantiene el tono de contención de los últimos meses, para situarse en el 4,19% en el mes de abril, frente al 4,24% que marcó en marzo y el 4,53% que se registró un año antes. Una mínima tendencia a la baja de la ratio de dudosos augurada en la presentación de resultados por todas las entidades españolas, y que se acerca al mínimo que se alcanzó en enero de 2009, cuando esta tasa se situó en el 3,89%.

Esta ratio de dudosos -según los datos desglosados por tipo de entidad- refleja que el conjunto de entidades de depósito -la que corresponde a bancos, cajas y cooperativas- cerró abril en el 4,09%, frente al 4,15% de marzo y el 4,46% de un año antes. En cuanto a los establecimiento financieros de crédito, estos mantuvieron intacta su mora en el 7,12% respecto a marzo, aunque fue tres décimas más elevada en términos interanuales, tras registrar el 6,82% den abril de 2021.

En cuanto al crédito concedido por el sector, este aumentó un 0,65% en abril con respecto a marzo, hasta situarse en 1,221 billones de euros, mientras que el volumen total de créditos dudosos se redujo un 0,55%, hasta 51.201 millones de euros. En comparación con abril de 2021, el total de crédito se incrementó un 0,61% y el saldo dudoso registró un recorte del 6,89%.

Las provisiones de las entidades de crédito se situaron en 35.319 millones de euros al cierre de abril de 2022, lo que supone un descenso del 0,12% respecto al mes precedente y del 14,36% frente a un año antes. Las de las entidades de depósito se colocaron en 32.886 millones de euros en abril, un 0,20% menos que en marzo y un 14,90% menos que un año antes.

El Banco de España incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 dejaron de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir el cambio, la morosidad se situaría en el 4,30%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,190 billones de euros en abril, al excluirse el crédito de los EFC.