Un 55% de renovable no sirve para volver a los precios previos al “tope al gas”

Tanto ayer como hoy, la solar y la eólica fueron mayoritarias todo el día, pero el precio medio del megavatio hora no baja de 214 euros

Unos ciclistas pasan junto a unas torres de alta tensión en la ciudad de Madrid
Unos ciclistas pasan junto a unas torres de alta tensión en la ciudad de Madrid FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

Pasada ya la ola de calor, con temperaturas casi primaverales, parece claro que el denominado «tope al gas», el mecanismo con el que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, pretendía abaratar de forma orgánica el precio de la electricidad no va a resultar un gran alivio para los hogares españoles. Y es que el Gobierno achacó los altos precios eléctricos en el estreno del «tope» a la ausencia de viento, los problemas que el polvo sahariano causaba a los paneles solares y la alta demanda por los aires acondicionados de los que estaba tirando media España para aliviarse, lo que disparó la generación de las centrales de ciclos combinados y, por tanto, las compensaciones que los beneficiarios del «tope» tienen que abonar a las mismas.

Sin embargo, tanto ayer como hoy los precios medios diarios del megavatio hora (227 euros y 214,6 euros, respectivamente) siguen siendo superiores a los del pasado 14 de junio, el día previo a la entrada en vigor de la «excepción ibérica», cuando el MWh marcó 214 euros, pese a que ya no hay ola de calor y las renovables son las que marcan el paso durante todo el día, especialmente la solar térmica y fotovoltaica, y la eólica, con cotas del 55% de la generación en las horas centrales del día, entre las 11 horas y las 19 horas, según los datos recogidos por el operador OMIE. Es en esos tramos horarios, cuando más baja el precio de la electricidad, de forma drástica el día de hoy, cuando se de un mínimo de 65,7 euros el MWh entre las 5 y las 6 de la tarde de hoy, a lo que hay que sumar 42,5 euros MWh de compensaciones al gas, también la cifra más baja del día, la mitad de la media diaria que es de 86 euros MWh.

El Gobierno defiende que en ausencia del mecanismo de la «excepción ibérica» para topar el precio del gas para la generación de electricidad, el precio de la luz habría sido de media unos 271,95 euros el MWh, lo que supone unos 57 euros el MWh más que con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, que pagarán así en torno a un 21% menos de media. Con respecto a hace un año, el precio de la luz para los clientes de la tarifa regulada para hoy supone un 138% más que los 89,95 euros el MWh que marcó de media el mercado mayorista eléctrico para el 25 de junio de 2021.

El mecanismo ibérico, que entró en vigor el pasado 15 de junio, limita el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros por MWh durante un periodo de doce meses, cubriendo así el próximo invierno, periodo en el que los precios de la energía son más caros. En concreto, la «excepción ibérica» fija una senda para el gas natural para generación de electricidad de un precio de 40 euros el MWh en los seis meses iniciales, y posteriormente, un incremento mensual de cinco euros el MWh hasta la finalización de la medida.

Sin embargo, en los once días que han transcurrido desde su entrada en funcionamiento, el «tope» no ha logrado en ningún momento bajar el precio previo a su entrada en vigor. El precio máximo, con la compensación, se registró el pasado miércoles, cuando el megavatio hora marcó 282 euros. Sin el «tope», ese día el MWh se habría pagado a 296,2 euros.