La UE inyectará a España 7.700 millones extra por el retraso en la recuperación

Nuestro país recibirá finalmente 77.234 millones de euros a fondo perdido del rescate poscovid, ante las dificultades de la economía para recuperar el nivel prepandemia

El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen FOTO: STEPHANIE LECOCQ EFE

La Comisión Europea ha adjudicado a España 7.700 millones de euros adicionales de los fondos Next Generation (el plan de recuperación para hacer frente a los efectos del coronavirus) ante las dificultades de nuestro país para recuperar el nivel de PIB anterior a la pandemia. De esta forma, el montante final a fondo perdido que la Unión Europea inyectará a España asciende a 77.234 millones de euros.

La evolución de la economía española en 2020 y 2021 fue mucho peor de lo previsto por Bruselas, a lo que se suma un inicio de 2022 muy turbulento, en el que los efectos de la invasión rusa de Ucrania han terminado por hundir el PIB español, que apenas creció un 0,2% en el primer trimestre del año. De hecho, España es el único país comunitario que aún no ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia del Covid.

La peor caída de la UE

El aumento de la asignación para España se produce después de que la Comisión Europea haya actualizado este jueves la dotación de cada país en función de la evolución del PIB en 2020 y 2021, que en el caso de España registró la peor caída de la UE en 2020 (un 10,8 %) y el año pasado volvió a crecer un 5,1 %. La actualización forma parte del acuerdo sobre el fondo Next Generation, que preveía que un 70 % del total de las subvenciones para cada país se asignase en función del PIB y nivel de desempleo previo a la pandemia, mientras que el restante 30 % se actualizaría tras tener datos concretos del impacto de la covid-19.

Las estimaciones hechas entonces para ese último tramo eran más optimistas sobre las perspectivas de la economía española de lo que la realidad ha demostrado después, con lo que se le habían asignado en principio 22.900 millones mientras que la asignación definitiva publicada hoy es de 30.600 millones de euros. Con esto, el total de subvenciones para toda la vida del fondo alcanza los 77.234 millones de euros, con lo que España se mantiene como el principal beneficiario de estas transferencias. A esto hay que sumar los préstamos que España puede también solicitar de este mecanismo por el equivalente al 6,8 % de su PIB, es decir, hasta unos 86.000 millones de euros.

El ministerio de Economía ya ha anunciado que en la segunda mitad de año presentará una adenda al plan de recuperación para solicitar estos créditos y tener en cuenta la nueva asignación en subvenciones, al tiempo que la Comisión Europea ha instado a los países que reciban más transferencias o vayan a pedir créditos que utilicen ese dinero también para aplicara la nueva estrategia Repower EU para desprenderse de los hidrocarburos rusos.

Tras la actualización, Italia se mantiene como el segundo beneficiario de las subvenciones del fondo por detrás de España con 69.041 millones tras sumar solo 100 millones con respecto a la asignación de 2020, seguida de lejos por Francia, que ve recortada su dotación en 1.900 millones de euros, hasta los 37.458 millones en total. Por el contrario, Alemania recibirá 2.400 millones de euros más y será la cuarta beneficiaria con unos 28.000 millones de euros en subvenciones. Le seguiría Polonia, también uno de los grandes receptores, con 22.526 millones de euros, aunque ha perdido 1.100 millones de euros con esta actualización apenas dos semanas después de ver aprobado su plan de recuperación tras arduas negociaciones con Bruselas a cuenta del Estado de Derecho.

El otro socio en discordia por este motivo, Hungría, pierde también 1.300 millones de euros, con lo que solo tendría derecho a 5.800 millones de euros del fondo si la Comisión Europea llega a aprobar su plan de recuperación. Entre los países que han visto reducida su dotación destaca también Bélgica, con 1.400 millones de euros menos, mientras que, más allá de España y Alemania, el principal aumento lo ha registrado Portugal con unos 1.700 millones más, informa Efe.