El efecto verano reduce el paro en solo 42.000 personas, tres veces menos que hace un año

En el mismo mes del año pasado la rebaja del paro registrado fue de 166.000 personas. Es el peor dato desde 2008. El número de afiliados a la Seguridad Social supera los 20,1 millones, pero no se alcanzan lo 300.000 empleos previstos por Escrivá para el primer semestre

El paro ha descendido en 42.409 en relación con el mes anterior (-1,45%), por lo que se ha situado en 2.880.582, y se mantiene en los niveles más bajos desde octubre de 2008, inicio de la crisis financiera. Respecto a junio de 2021, el paro ha descendido en 733.757 personas (-20,3%), según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, este descenso ha sido tres veces menos que el mismo mes de hace un año, cuando este descendió en algo más de 166.000 personas.

Este el peor dato de bajada de desempleados en un mes de junio desde 2008 -en el estallido de la gran crisis financiera-, si se exceptúa 2020, el año de la pandemia, cuando aumentó en más de 5.000 personas. Además, el ritmo de reducción del desempleo en términos interanuales se ha moderado más de dos puntos, desde el 22,7% registrado en mayo hasta el 20,3% de junio.

Evolución del paro en junio
Evolución del paro en junio FOTO: T. Nieto

El número total de contratos registrados durante el mes de junio ha sido de 1.768.988. La contratación sigue la tónica de los meses precedentes, registrándose 783.595 contratos de trabajo que el Ministerio considera de carácter indefinido, que suponen prácticamente uno de cada dos nuevos contratos (44,3%) en un mes marcado hasta ahora por la contratación temporal. Multiplica por cinco la media de contratación indefinida en este mes.

Pero si se entra en detalle, de esos contratos indefinidos solo 312.824 fueron a tiempo completo. El resto fueron a tiempo parcial (178.092) y fijos discontinuos (292.679). Es decir, que casi el 60% de estos contratos tiene fecha de caducidad o tienen una jornada por horas. El total de contratos registrados ascendió a 1.768.988 contratos, eso es un 1,6% menos que en el mismo mes de 2021.

Contratos y sectores
Contratos y sectores FOTO: T. Nieto

Por sectores de actividad, los mayores incrementos se registraron en la hostelería (49.337 personas más), el comercio (30.946), actividades administrativas y servicios auxiliares (24.057), actividades sanitarias y servicios sociales (21.585), industria manufacturera (11.196) y construcción (11.081).

El paro registrado bajó en junio en todas las comunidades autónomas menos en Andalucía, donde se incrementó en 6.345 personas. Los mayores descensos, por contra, se dieron en Cataluña (-9.946), Madrid (-7.443) y Galicia (-5.188), mientras que los más moderados correspondieron a La Rioja (-70 parados) y Murcia (-319). En cuanto a las provincias, el paro retrocedió en 46 de ellas, lideradas por Madrid (-7.443), Barcelona (-6.304 parados) y Málaga (-4.116), y aumentó en seis, principalmente en Huelva (+6.958 parados), Sevilla (+3.000 desempleados) y Almería (+2.606).

La Seguridad Social ganó una media de 115.607 cotizantes en junio (+0,6%), su mejor dato en este mes tras los de 2005 y 2021, condicionados por el proceso de regularización de inmigrantes y por el levantamiento de todas las restricciones de la pandemia, pero que esconde una fuerte ralentización, al crecer la mitad que hace un año. Con este repunte de afiliados, motivado por la campaña de verano en la hostelería y el comercio, el número total de ocupados medios superó la barrera de los 20,3 millones de personas, según datos publicados por la Seguridad Social.

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes subió en 76.948 trabajadores (+0,4%) en relación al mes de mayo, “el mejor dato mensual” -sostiene el Ministerio- en comparación con cifras prepandemia. De esta forma, el total de ocupados se situó en 20.102.037 personas, superándose por primera vez los 20,1 millones de cotizantes en la serie desestacionalizada.

Hace unos días el ministro José Luis Escrivá presumía de cifras y auguraba que en la primera mitad del año iban a crearse 300.000 empleos porque el crecimiento del empleo está siendo “especialmente intenso en sectores de alto valor añadido”, como la sanidad, las actividades científicas o la informática y gracias a los “efectos positivos que la reforma laboral está teniendo en la mejora de la calidad del empleo”. Pues esta predicción de Escrivá se ha quedado muy lejos, a casi 27.000 empleos. Finalmente, entre enero y junio se han creado 262.935 empleos, casi 838.000 en el último año. Desde el pasado mes de septiembre, en el que se alcanzó el nivel de afiliación anterior a la pandemia, la ocupación se ha incrementado en 616.000 personas, y en más de un millón si el dato se compara con el arranque de 2019, pero lejos de las predicciones ministeriales.

Los trabajadores en ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) se han estabilizado en torno a los 17.898. En total, al finalizar junio había 21.570 trabajadores en ERTE, de los que 17.898 estaban en un ERTE-ETOP; 1.121 en un ERTE por fuerza mayor, y 2.551 en el ERTE sectorial de agencias de viajes.

El gasto en prestaciones por desempleo se redujo casi un 32% en mayo -último mes contabilizado- en términos interanuales y se situó en 1.591,7 millones de euros. En España 1,6 millones de personas son perceptoras de prestaciones, un 19,1% menos que un año antes, lo que situó la cobertura del sistema en el 60,6%, casi dos puntos por encima de la cifra del año anterior (58,8%). El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 973,5 euros, 182 euros menos. La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario fue de 886,6 euros, 20,1 euros más que un año antes.