La gasolina y el gasóleo no bajan de los dos euros el litro en plena operación salida

La gasolina supera por quinta vez en la historia los dos euros el litro, hasta los 2,112 euros, mientras que el gasóleo lo hace por cuarta vez, con un precio de 2,076 euros por litro. Llenar un depósito sigue constando, de media, más de 100 euros

Un pasajero reposta en una gasolinera a la altura de Rivas, durante la primera operación salida del verano de 2022, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España)
Un pasajero reposta en una gasolinera a la altura de Rivas, durante la primera operación salida del verano de 2022, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España) FOTO: Alberto Ortega Europa Press

Los precios de la gasolina y el gasóleo caen ligeramente durante esta última semana, pero no bajan de los dos euros el litro en plena operación salida y llenar un depósito sigue costando más de 100 euros. Sin contar con el descuento de 20 céntimos por litro que deja de recaudar el Estado hasta final de año, la gasolina supera por quinta vez en la historia los dos euros el litro, hasta los 2,112 euros, mientras que el gasóleo lo hace por cuarta vez, con un precio de 2,076 euros por litro.

Con estos precios, el coste de la gasolina desciende un 0,75% en los últimos siete días tras caer por segunda semana consecutiva, mientras que el gasóleo, que baja por primera vez en los últimos tres meses, es un 1,14% más barato que hace una semana, según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio españolas entre el 28 de junio y el 4 de julio.

Pese a esta caída registrada durante la última semana, el precio que marca la gasolina es el cuarto más alto de la historia, tan solo un 1,5% por debajo de su récord, mientras que el gasóleo ha alcanzado su segundo precio más elevado desde que existen registros. Además, el precio de ambos carburantes en España -sin aplicar el descuento- se mantiene por encima de la media europea, que, según la estadística de la UE, se sitúa en 1,993 euros el litro para la gasolina, y 1,997 euros para el gasóleo.

Aplicando el descuento de 20 céntimos, los españoles pagan una media de 1,912 euros por el litro de gasolina y 1,876 euros por el litro de gasóleo. El precio actual de la gasolina con el descuento de 20 céntimos sigue siendo más caro que en la última semana de marzo (1,818 euros), antes de que se comenzará a aplicar la bonificación, con lo que el encarecimiento registrado por este carburante no solo ha absorbido la totalidad de la ayuda, sino que la gasolina está nueve céntimos más cara que antes de su entrada en vigor. Por su parte, el gasóleo también sigue siendo más caro que a finales de marzo, cuando costaba 1,837 euros el litro. En concreto, el litro cuesta casi cuatro céntimos más.

Llenar el depósito cuesta entre 24 y 29 euros más que en enero

Con los precios de la última semana y aplicando la bonificación, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 105,16 euros, lo que supone pagar cerca de 24 euros más que a principios de 2022, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 103,18 euros, 29 euros más. En concreto, la escalada de ambos carburantes ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado un 29% desde que comenzó el año, frente al 39% que se ha encarecido el gasóleo.

Las estaciones han aumentado el precio, según un estudio

En medio de este contexto, un estudio de Esade asegura que las estaciones de servicio en España han respondido a la introducción del descuento obligatorio de 20 céntimos por litro de carburante con aumentos de precio en la gasolina (0,7 céntimos) y del gasóleo (3,52 céntimos). En ambos productos, sostienen estos expertos, son las gasolineras con precios más bajos las que han reaccionado con mucha mayor fuerza al cambio de política al encarecerse.

Ello ha supuesto una comprensión de la distribución de los precios, y es que, en el caso del gasóleo, las gasolineras más baratas llegaron a elevar sus niveles entre cinco y ocho céntimos por litro. En contra de lo que se podría pensar, han sido las gasolineras independientes y, en menor medida, las distribuidoras minoristas que forman parte de la red de grandes compañías, las que han capturado una mayor parte del descuento.

A tenor del estudio, detrás de estos resultados puede estar el sistema de anticipos y devoluciones implementado por el Gobierno, diseñado para dotar de liquidez al sector pero que “se ha revelado insuficiente en el caso de las gasolineras independientes con menores precios”. Tal circunstancia ha podido llevar a esas estaciones “a aumentar los precios como vía para garantizar dicha liquidez”. Por el contrario, la situación “afectaría en mucha menor medida a las grandes compañías”, por lo que los expertos advierten de que “esta ventaja relativa para los operadores mayoristas podría minar la competencia en el sector a medio y largo plazo”.