Las “telecos” europeas redoblan la presión para que los gigantes tecnológicos paguen para mantener la red

Instan a los países a aprobar leyes que permitan “una contribución justa y proporcionada de las grandes empresas tecnológicas a los costos que generan con su tráfico”

Una mujer sostiene hoy un móvil con tecnología 5G
Una mujer sostiene hoy un móvil con tecnología 5G FOTO: Joédson Alves EFE

La lucha de las compañías de telecomunicaciones para reclamar que los Google, Facebook o Netfix de turno paguen por usar sus redes continúa. Con motivo del inicio de la nueva presidencia de la Unión Europea, que ostenta República Checa, las principales patronales del sector, AOMR (Rumanía), APMS (RepúblicaCheca), AssoTelecomunicazioni (Italia), ATI (Bélgica), DigitalES (España), ETNO (UE), Fédération Française des Télécoms (Francia) y GSMA Europe (UE), han solicitado a los legisladores europeos que promuevan «una intervención política rápida y que ayuden a garantizar que las grandes empresas tecnológicas contribuyan de manera justa y equitativa al crecimiento del ecosistema de internet de la UE, especialmente en el contexto de aumentos continuos del tráfico de datos». En su opinión, «todos los operadores de red europeos que inviertan en redes gigabit, sin perjuicio de que se trate de alternativos o o tradicionales, pequeños o grandes, deberían poder contar con una contribución justa y proporcionada de las grandes empresas tecnológicas a los costos de red que generan con su tráfico».

Según las operadoras, esta contribución de los gigantes tecnológicos «sin duda redundará en gran medida en beneficio a los usuarios a través de actualizaciones de la red, reforzando la infraestructura de internet y siendo totalmente compatible con el acceso sin restricciones a todo el contenido y las aplicaciones legales en internet», reza el comunicado conjunto que divulgaron ayer.

El sector asegura que está comprometido a trabajar incansablemente para lograr los ambiciosos objetivos de la Década Digital de la UE, que incluyen el despliegue de conectividad gigabit para todos y 5G en todas partes para 2030». Pero para lograrlo de modo rápido y preciso en toda la Unión Europea, advierten, se precisa «que la responsabilidad sea compartida colectivamente por todo el ecosistema digital.

Reivindicación de largo recorrido

El sector de las telecomunicaciones denuncia desde hace años que las fuertes inversiones que realizan en redes son aprovechadas por gigantes digitales como Google, Amazon o Facebook sin que estas compañías hagan aportaciones económica alguna para su desarrollo. Un ingente esfuerzo económico -52.000 millones en toda Europa en 2020, según sus datos- sin contraprestación alguna por parte de las compañías denominadas “over the top” -ott, por sus siglas en inglés- que, aseguran, las ha conducido a una delicada situación económica.

Los problemas para el sector se han visto además agravados por la guerra de precios del sector. En España, multitud de operadoras virtuales, con una estructura de costes muy inferior a la de las tradiciones Telefónica, Orange o Vodafone, presión con tarifas muy bajas que están lastrando también los márgenes de las grandes compañías, limitando así todavía más su capacidad inversora para redes.