Rusia invertirá en el gasoducto Nigeria-Marruecos ante los “celos” de Argelia

Nuevo revés para la diplomacia argelina tras perder por “goleada” su candidatura a albergar la Agencia Africana del Medicamento en favor de Ruanda

Foto de archivo de unas instalaciones gasísticas
Foto de archivo de unas instalaciones gasísticas FOTO: LA RAZÓN

“El proyecto del gasoducto Marruecos-Nigeria seduce al mundo entero, salvo Argelia, único país que se opone por celos de todo lo que triunfa en Marruecos. Pero la entrada en la carrera de un gran inversor ruso puso fin a los intentos del régimen argelino de cortar de raíz este proyecto”, según publica el diario “Al Ahdath Al Maghribia”.

Es una bofetada más que acaba de asestarle al régimen argelino el que considera su principal aliado estratégico, Rusia. De hecho, según el citado diario, el embajador de Nigeria en Moscú, Abdullahi Shehu, ha anunciado que una empresa rusa, la “Compañía Metálica U”, va a invertir en el proyecto de gasoducto que unirá, a través de la costa atlántica, Nigeria con Marruecos.

Este anuncio del diplomático nigeriano fue recogido por la agencia de noticias rusa RIA Novosti, a la que concedió una entrevista. Esta afirmación no hace más que confirmar muchas informaciones que han circulado en los últimos meses y que coinciden en que Rusia está muy interesada en el proyecto del gasoducto Marruecos-Nigeria.

Además, es el propio gobierno nigeriano el que insiste en asociar a Rusia en este proyecto, dada su experiencia en la construcción de gasoductos. Sobre todo porque el presidente Muhammad Buhari está absolutamente interesado en el inicio efectivo de los trabajos en mayo de 2023, mucho antes del final de su mandato presidencial actual.

El gasoducto será mucho más fácil de construir ya que utilizará una sección costera ya existente del gasoducto y conectará Nigeria con otros países vecinos de África occidental, incluida Ghana. Existe un acuerdo entre Nigeria y los países de la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental) para la construcción de un gasoducto que unirá a los otros 14 países de la organización regional con Nigeria.

“El gran interés ruso en este megaproyecto es visto como una bofetada por parte del régimen argelino, sobre todo porque se produce tras la reciente elección de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM), la Corporación Nacional del Petróleo de Nigeria (NNC), como así como a los “ingenieros consultores ILF” alemanes para perfeccionar la segunda fase del estudio de diseño preliminar detallado de esta infraestructura que será el segundo gasoducto más grande del mundo”, subraya el periódico.

“Necesitamos una asociación a largo plazo y no inconsistencias y contradicciones en la política de energía verde del Reino Unido y la UE. Para variar, el Reino Unido y los países de la UE deberían invertir en nuestro proyecto de gasoducto para llevar gas nigeriano a través de Marruecos a Europa”, dijo recintemente Buhari, quien junto con el rey Mohammed VI lanzó en 2017 este importante proyecto estratégico que suministrará gas a 11 países de África Occidental, dos del Magreb y muchos países de la Unión Europea.

La noticia de la inversión rusa, se produce poco después del revés diplomático sufrido por Argelia al ver derrotada “por goleada” su candidatura a albergar la Agencia Africana del Medicamento en favor de Ruanda, que obtuvo el 82% de los votos frente al 8% de su rival.